Oh, volar, el sueño por excelencia del ser humano que desde hace ya unos cuantos años ha dejado de ser ficción. Todos nos subimos a aviones con normalidad, con más o menos miedo, aguantamos la respiración mientras la nave despega y pegamos la nariz a la ventanilla cuando empezamos a descender. Y es que hay pistas y pistas, aeropuertos y aeropuertos, y lugares a los que valdría la pena viajar solo por la experiencia del aterrizaje. ¿Los mejores? Según una encuesta a viajeros y auxiliares de vuelo, estos son los 10 aterrizajes más bonitos del mundo (en muchos casos coinciden con los más peligrosos, no aptos si tienes fobia a subir a un avión, mejor coge el coche):

1. Aeropuerto Internacional Princesa Juliana (isla San Martín, en el Caribe). Este es uno de los aterrizajes más bonitos, pero también de los menos aptos para gente con miedo a volar. Primero parece que vas a aterrizar en las aguas cristalinas del Caribe, después (¡horror!) directamente en la playa atestada de gente, y finalmente llegas a la diminuta pista de aterrizaje con el corazón a mil por hora.

2. Aeropuerto Tenzing-Hillary (Lukla, Nepal). Otro de los más peligrosos del mundo, el más popular entre los valientes que quieren iniciar el ascenso al Everest. Agarrado al asiento verás cómo el avión va descendiendo haciendo una especie de slalom entre montañas para bajar hasta el valle en el que está el aeropuerto. La pista de aterrizaje empieza tras un acantilado y acaba en curva. Si eres capaz de apreciar la belleza a través del miedo, las vistas del Himalaya son impresionantes.

3. Aeropuerto de Queenstown (Nueva Zelanda). En un día claro podrás ver las montañas reflejadas sobre el lago Wakatipu y todos esos paisajes que dejan sin respiración y que has visto en El Señor de los Anillos. Y este aterrizaje es solo bonito, sin tener el factor de peligroso o aterrador, perfecto para prepararse para unos días de desconexión total en la Isla Sur.

4. Aeropuerto Gustaf III (isla de San Bartolomé, en el Caribe – Francia). Otro de esos aeropuertos habituales en la lista de los más peligrosos. La razón principal es su pista de solo 640 metros, que va del pie de una colina a la playa, además de los fuertes vientos y los extraños ángulos que tiene que hacer el avión en su descenso. Las vistas, eso sí, espectaculares: las aguas del Caribe, la isla, la naturaleza.

5. Aeropuerto de Jackson Hole (Wyoming, Estados Unidos). Aterrizar en el medio del Parque nacional de Grand Teton es simplemente espectacular. Tanto, que el aeropuerto fue declarado monumento nacional en 1940. Verás las impresionantes montañas con sus cumbres nevadas, ¿qué más decir? Los expertos opinan que si además aterrizas cuando se está poniendo el sol la belleza es casi insoportable.

6. Aeropuerto Internacional de Paro (Bután). ¿Miedo? ¿Quién dijo miedo? ¿Que hay solo 8 pilotos en el mundo con certificado para poder aterrizar aquí? ¡Nimiedades! Montañas que esquivar y una pista de aterrizaje demasiado corta hacen que la experiencia sea inolvidable. Pero aguanta el miedo y mira por la ventanilla. Pocas veces verás algo tan bonito.

7. Aeropuerto de Barra (Escocia). Aterrizar en una playa tiene que ser bonito, ¿verdad? Lo es y si tienes suerte y coges un avión a Barra y llegas justo cuando la marea está alta, lo verás con tus propios ojos. Porque sí, la playa cubre las tres pistas de aterrizaje de este aeropuerto cuando sube la marea, pero eso no significa que el aeropuerto cierre. Oh, y la playa está abierta al público (solo cuando el aeropuerto no funciona, menos mal).

8. Aeropuerto de Sion (Suiza). Aterrizar en el corazón de los Alpes, en la localidad de Sion en pleno valle del Ródano, es una de esas experiencias que hay que vivir una vez en la vida. Atravesar el valle y ver los acantilados y las montañas que van quedando a los lados. Desearás hacer fotos.

9. Aeropuerto Internacional de Hong Kong. Empezar a descender todavía sobre el mar y avistar la isla de Hong Kong con su skyline de rascacielos que, todavía de lejos, parece una simple maqueta, es una experiencia que impresiona hasta a los pilotos con más vuelos a sus espaldas. Se ven las playas al sur y el puerto Victoria, con los barcos y ferries cada vez más cerca. Las luces y la niebla completan la visión.

10. Aeropuerto Internacional de Malé (Maldivas). Ver las Maldivas desde el cielo es simplemente impresionante, y acercarse poco a poco al archipiélago y a las aguas crirstalinas del Océano Índico, con la posibilidad de ver tortugas y delfines mientras desciendes (¡de verdad!)… luego la pista de aterrizaje da un poco de miedo por estar tan cerca del agua, pero los pilotos suelen acertar.

¿Has aterrizado en alguno de estos aeropuertos? ¿Cuál te gustaría probar?

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.