Se pudo comprobar en el último CES, los servicios de música en streaming y por suscripción como Spotify, Pandora o Rdio quieren hacerse uno de los últimos reductos que les queda por conquistar. Vivimos en el coche y escuchamos música en el coche: el puzzle es sencillo de encajar.

Somos muchos los usuarios de estos servicios, Spotify en mi caso, los que reproducimos música desde nuestro smartphones mediante una conexión de cable, pero lo que proponen estos servicios va más allá. La idea es integrarse en el salpicadero de los coches conectados como una aplicación más.

Rdio se ha asociado con Bosch, una de lñas compañías que fabrica la interfaz de muchos vehículos. La idea es captar usuarios de determinadas marcas de coche que de otra manera jamás habrían descubierto Rdio. Apple planea una maniobra similar con su Carplay.

Servicios como Pandora saben que el coche conectado es un pastel de la tarta demasiado grande como para irse sin pelear por el y ya están integrados en más 150 modelos de coche. Su objetivo es convertirse en la radio por defecto en los coches de los americanos.

Seguramente estamos avanzado hacia un escenario en que la mayoría de fabricantes apostarán por incluir más de un servicio de música en su oferta. Para no cerrar la puerta a nuevos clientes. Evidentemente esto redundará en calidad para el cliente.

 

 

 

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.