Es invierno, hace frío, pero podemos seguir soñando con la playa. El verano no está tan lejos y, si no puedes esperar, hay muchas partes del mundo en las que ahora mismo están en esa estación. Si lo que en realidad estás pensando es que viajar para ver una playa es absurdo (¿no son todas un poco lo mismo?), sigue leyendo. Hay playas diferentes de verdad y para todos los gustos. Arena de distintos colores, animales que campan felices, playas escondidas bajo rocas… Estas son las playas más raras que puedes visitar el próximo verano:

1. Perran Sands (Reino Unido)

Perran Sands

Foto: Tracey Williams

Si te fascinan los LEGO, esta es tu playa. ¿Qué tiene que ver?, te preguntas. Es fácil de entender: en 1997 un contenedor lleno de piezas de LEGO cayó del barco que lo transportaba al mar al ser golpeado por una ola y, desde entonces, la marea no hace más que llevarlas a la playa. ¿Lo mejor? Que muchas de las piezas eran de temática marina, así que a veces aparecen pulpitos de plástico, material de buceo en miniatura. ¿Es o no poesía?

2. Praia da Marinha (Portugal)

Praia da Marinha

Foto: Ricard12

Esta playa del Algarve está llena de extrañas formaciones rocosas de piedra caliza que crean arcos, cuevas y piscinas naturales. Para llegar tienes que bajar unas empinadas escaleras (está debajo de un acantilado), lo que hace que muchos turistas decidan no aventurarse y que no esté nunca demasiado llena.

3. Punalu’u Beach (Hawaii, Estados Unidos)

Punalu'u Beach

Foto: Brocken Inaglory

Lo especial de esta playa es evidente solo con mirar la foto: ¡la arena es negra! Se trata de arena creada por el basalto y la lava que fluyen por el océano. Además de ese evidente atractivo, es también un lugar perfecto para ver tortugas Carey, en peligro de extinción. Puedes nadar y bucear (es muy raro), pero avisan que es peligroso por las corrientes y las rocas.

4. Playa del Amor (México)

Playa del Amor

Foto: Christian Frausto Bernal

¿Buscas una playa que de verdad esté escondida? Tendrás que buscar esta. La Playa del Amor, en las Islas Marietas: está metida en una especie de agujero en una de las islas, que se rumorea que fue creado por un bombardeo experimental (siempre estuvieron deshabitadas y el Gobierno de México las utilizaba para cosas así). Desde 2005 las islas son Parque Nacional y ya se puede nadar, tomar el sol o ir en kayak sin miedo (no puedes hacer mucho más, por otra parte, al ser un espacio protegido). Desde fuera la Playa del Amor no se ve y solo se puede llegar nadando o en canoa a través de un túnel de agua.

5. Playa de Gulpiyuri (Llanes, Asturias)

Playa de Gulpiyuri

Foto: chausinho

¿Una playa de agua marina situada tierra adentro? Eso es lo que hace de Gulpiyuri un lugar mágico y especial, creado por el mar al ir haciendo una cueva en la costa acantilada de roca caliza. El fondo de la cueva se hundió y dejó un pequeño hueco circular a unos 100 metros de la costa. Sigue conectado y el agua sigue llegando con sus mareas.

6. Playa de Anjuna (India)

Playa de las vacas

Foto: Christian Haugen

No te extrañes si mientras tomas el sol en esta isla tranquilamente de pronto notas un lametón en la cara, abres los ojos, y tienes una vaca al lado. Ya sabes que las vacas son un animal sagrado en India, y ellas también tienen derecho a ir a la playa. En esta son tan habituales que se la conoce ya también como Playa de las Vacas.

7. Hot Water Beach (Nueva Zelanda)

Hot Water Beach

Foto: Takver

Su nombre es bastante claro: playa de agua caliente. ¿Cómo de caliente está el agua? Puedes imaginártelo: hay aguas termales subterráneas que se filtran a la arena. Dos horas antes o después de la bajamar, puedes hacer un agujero en la arena y crearte tu propia piscina de aguas termales (que pueden llegar a los 64º).

8. Glass Beach (California, Estados Unidos)

Glass Beach

Foto: CasparGirl

Desde lejos parece arena, pero si te acercas te darás cuenta: entre los granitos de arena, hay muchísimos trozos pequeños y redondeados de vidrio. Su origen da pocas ganas de adentrarse en la playa, ya que fue formada por la basura que los habitantes de Fort Bragg tiraban por el acantilado a principios de siglo XX, pero tras varios programas de limpieza y años de agua bañando y limpiando la playa, todo se fue quedando en pequeños cristalitos redondeados de muchos colores. ¡Ahora es un atractivo turístico! De hecho, como la acción de las mareas está haciendo que el vidrio sea cada vez menos, están pensando en volver a llenar la playa de nuevos cristales.

¿Cuál de estas playas te gustaría visitar?

Foto portada: Christian Frausto Bernal

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.