Están por venir los tiempos en los que la movilidad sostenible será algo arraigado en las mentes de todos los conductores. De momento se están sentando las bases de un futuro en el que habrá más coches, más población y más necesidades de desplazamientos urbanos e interurbanos, pero esto es a un nivel bastante teórico.

Bajar al nivel del usuario de a pie es fundamental para conseguir que la movilidad, para las generaciones futuras, sea sostenible y que además revierta en beneficios como un medio ambiente más cuidado y respetado, mantener la contaminación acústica controlada, y una economía que no reciba el impacto negativo del alza descontrolada de los combustibles, entre otras cosas. ¿Qué debe ocurrir para asegurar esa sostenibilidad de la movilidad futura?

Caminar hacia la movilidad sostenible es una tarea a largo plazo

  • Desarrollar de la tecnología.

Tenemos la tecnología para los coches, no hay más que ver las nuevas soluciones basadas en combinaciones híbridas como el Hybrid Air, o los eléctricos como el Citroën C-Zero. Sin embargo hay que desarrollar la tecnología para la infraestructura: recargas rápidas, recargas en movimiento, que deben ser inalámbricas; hay que desarrollar tecnología para mejorar la gestión del tráfico en las ciudades, para ofrecer a los conductores más información, y más útil. Estamos en el camino, pero nos queda un poco para llegar al punto óptimo.

  • Llegar al usuario.

Hay toda una serie de aprendizajes que los conductores deben ir captando, como por ejemplo cómo aprovechar y practicar la conducción eficiente, combinar el transporte público con el privado siempre que sea posible, la elección de modelos de coche cada vez más eficientes, mantenimiento perfecto de las partes mecánicas,…

Pero sobre todo, lo que de verdad hace falta, es llegar al usuario con el mensaje correcto. Divulgar las bondades de los coches híbridos y eléctricos es una tarea compleja, y más cuando puede parecer que el coste inicial puede ser una barrera. El compromiso al pasarse al lado híbrido, eléctrico, eficiente,… es un compromiso a largo plazo, algo que nos beneficiará durante años y a las próximas generaciones, y esa es la tecla que puede lanzar el interés por la movilidad sostenible hasta la estratosfera.

Odisea Electrica
  • Apoyo económico y gubernamental.

Para bien o para mal, si un Gobierno no apoya una tendencia, un modo de vida o una tecnología en el terreno de la automoción, poca repercusión tendrá en la sociedad. Se está haciendo un gran esfuerzo desde las instituciones para apoyar la movilidad sostenible, tanto en infraestructura para eléctricos, como en carriles especiales para transporte urbano, zonas restringidas a los modelos más contaminantes, zonas peatonales en el centro de las ciudades…

Además, las ayudas a la compra fomentan en la sociedad la curiosidad, primero, y el interés genuino por pasarse a la parte “verde” de la movilidad. Es bueno que se mantengan las ayudas para eliminar la barrera de entrada (el precio) de las diferentes soluciones, porque está probado que con el tiempo y la penetración en el mercado, los costes bajan. Y teóricamente llegará un día en el que la adopción de las soluciones alternativas hará que el precio sea equiparable a las versiones más contaminantes.

¿Sólo tres claves? Parecen más que suficientes porque la principal vía para aasegurarnos la movilidad sostenible en el futuro es que, hoy, las personas conozcan qué es, por qué es interesante, qué soluciones existen y cómo se puede llegar a ella. Con la divulgación, con las ayudas (por otro lado lógicas), con la sensación de que se invierte con convencimiento en el futuro del planeta, se puede conseguir el éxito en esta carrera de fondo.

¿Qué propondrías tú para hacer más llano este camino de la movilidad sostenible?

Comentarios

Marco Amer -

Yo creo que en esto de la movilidad partimos a veces de un concepto erróneo, y es pensar que como venimos de un siglo en el que prácticamente nos hemos movido con gasolina o gasóleo, de ahora en adelante lo haremos igual. Y no tiene por qué ser así. Quizá a unos les vaya mejor un híbrido diésel, a otros un híbrido de gasolina, a otros un eléctrico y a otros un Hybrid Air. El reto para las marcas estará en saber especializarse porque dudo que todas sean buenas en cada una de estas motorizaciones. O sí, pero con alianzas. Es mi opinión, un saludo!

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.