Imagina conducir y no tener que parar nunca a repostar, imagina que esa preocupación desaparece de tu mente como muchas han ido desapareciendo a lo largo de los años gracias a la tecnología. Y ahora imagina que ese vehículo que no necesita pasar por la gasolinera es un eléctrico. De pronto, uno de los principales obstáculos para la adopción de eléctricos —la poca cantidad de electrolineras— desaparece.

¿Cómo se podría conseguir esto? Una de las ideas que lleva ya unos años rondando a los expertos es la de carreteras que vayan cargando el coche mientras circula sobre ellas. Los últimos en presentar su propuesta, ya bastante avanzada, han sido Qualcomm: FABRIC, un sistema dinámico de carga de vehículos eléctricos que es capaz de enviar de forma inalámbrica hasta 20 kilowatts de energía inductiva de carga al vehículo compatible que circule sobre ella a velocidades de autopistas.

De momento lo instalado es un segmento de 100 metros en Satory Versailles, Francia. ¿El objetivo de todo esto? Principalmente, reducir el miedo del conductor a quedarse sin energía a mitad de trayecto. Además, si la tecnología llegase a estar extendida y ser algo habitual, los eléctricos podrían llevar baterías más pequeñas y ligeras.

No son los únicos. La empresa israelí ElectRoad también anunció hace no mucho que están probando un sistema similar que quieren, a largo plazo, instalar en el trayecto entre Eilat y el Ramon International Airport.

Foto: Qualcomm

Foto: Qualcomm

Por supuesto, no todo es fácil. Entre los inconvenientes de esta idea está el farragoso y nada barato proceso de instalación: hay que levantar tramos enteros de carretera, algo que molesta y es caro. Además, el sistema en sí, al menos de momento, tampoco es prescisamente barato, por lo que esmás probable que lo veamos solo en las vías principales de las ciudades y no que se conviertan en la norma.

Pero dejando de lado todas las dificultades e inconvenientes y centrándonos solo en el momento final, en el que ya toda la inversión está hecha y las carreteras cargan el vehículo mientras circulamos por ellas, la idea no parece mala, ¿verdad? ¡Adiós a las electrolineras y a parar para repostar!

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.