Nos podríamos pasar horas perdidos en Internet viendo fotos de lugares espectaculares escondidos en todos los rincones del mundo. Entonces chocamos con la realidad: a muchos de ellos (¿la mayoría?) nunca los veremos en persona. Son lugares remotos, en algunos casos peligrosos, en otros casos nos será imposible llegar si no contamos con dos meses de vacaciones al año. Pero ¿sabías que España está también llena de lugares con los que sueñan los extranjeros que se pierden en Internet? No tienes permitido quejarte hasta que, por ejemplo, hayas recorrido las 7 carreteras más bonitas de España:

1. Ruta por la Alpujarra (Granada)

Alpujarra

Foto: justinknabb

De Lanjarón a Trevélez, recorre toda la zona y sus pueblecitos, con Sierra Nevada y la Sierra de la Contraviesa de telón de fondo. Casitas blancas, callejuelas empinadas, carreteras llenas de curvas y vistas de vértigo, y sobre todo mucha tranquilidad. Sí, hay muchos ingleses, pero ¿cómo atreverse a negarles este pequeño paraíso una vez que lo han descubierto?

2. Sa Calobra (Mallorca)

Sa Calobra

Foto: Arslan

Vete desde Palma o desde Inca a la Cala de Sa Calobra. El último tramo es una media hora de curvas y acantilados, subidas y bajadas, un desnivel de 1.000 metros y paisajes que harán que quieras parar a cada momento. Lo único malo que tiene es que es una zona muy turística, así que no tendrás la carretera para ti solo, pero si eres capaz de olvidar a toda esa gente, tendrás imágenes muy bellas grabadas en tu retina para el resto de tu vida.

3. Ruta de la Trufa Negra (Castellón)

Castellón

Foto: Jorge López

Castellón no tiene por qué significar costa. Esta ruta recorre su interior y, aquí sí, es muy probable que seas el único turista. Verás buitres, ardillas y zarzamoras, y cuando pares en Morella probarás su gran tesoro, la trufa negra, además de visitar su castillo medieval. Y no temas si vas en verano: no hay playa pero sí hay piscinas naturales. Eso sí, no te fíes del GPS: pregunta a los paisanos, que son los que conocen las carreteras de verdad.

4. Marismas de Santoña (Cantabria)

Marismas de Santoña

Foto: niwasan

Mar, montaña y carretera. Eso es lo que tendrás en esta ruta por la Reserva Natural de las Marismas de Noja y Santoña, donde no solo tus ojos tendrán recompensa. Tu lengua y tu estómago serán también felices gracias a las nécoras y las anchoas, entre otras delicias del mar. Vayas en verano o en invierno, no dejes de dar un paseo por las playas de Tregandin y Ris y sentir la brisa (o viento) cantábrica en la cara.

5. Valle del Jerte (Cáceres)

Valle del Jerte

Foto: Lorenzo Martín Iglesias

Ya sabes, el lugar al que debes ir entre marzo y abril para ver los cerezos en flor (o más tarde para simplemente comerte sus cerezas). En coche podrás explorar pueblos como Casas de Castañar, Navaconcejo, Cabezuela del Valle o Jerte. Y, por supuesto, subir al puerto de Tornavacas y desde allí ver todo el valle con el embalse de Plascencia en el centro.

6. Costa da Morte (A Coruña)

Costa da morte

Foto: Ana Vieiros

Si quieres paisajes dramáticos, de esos que inspirarían al poeta romántico más intenso, aventúrate en coche por la Costa da Morte. De Finisterre a Malpica -más o menos -tienes muchos kilómetros de acantilados y rocas y mar salvaje que recorrer, además de muchos pueblecitos marineros en los que comerás el mejor marisco.

7. Ruta del Cares (Asturias-León)

Covadonga

Foto: Xafer_2007

La Ruta del Cares es más conocida como travesía de senderismo, pero puedes hacer su versión en coche: de Poncebos (Asturias) a Caín (León), parando en Cangas de Onís, el santuario de Covadonga y en cada rincón en el que necesites admirar las vistas con más calma. Tendrás que conducir por carreteras estrechas que acaban en precipicio, así que tómatelo con calma y disfruta de los Picos de Europa.

¿Conoces estas carreteras? ¿Cuáles son para ti las más bonitas de España?

Foto: luscofusco

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.