El senderismo es una actividad que normalmente no se incluye dentro de la categoría de deportes de riesgo. En principio, caminar por la naturaleza por senderos bien marcados puede ser más fácil o difícil dependiendo del terreno y el desnivel, pero no algo que se realice para tener un subidón de adrenalina. Es incluso visto como el hermano débil y fácil por sus otros compañeros de actividades en la naturaleza: ciclismo de montaña, barranquismo, rafting, escalada, …

No obstante, hay rutas y rutas, paseos y paseos, y muchos se cobran bastantes vidas de forma habitual y nos ponen en contacto con nuestro instinto de supervivencia. ¡Hace falta cierto espíritu suicida para aventurarse por ellas! Quizá en ellas la definición de “senderismo” sea bastante amplia, pero estas son las 10 rutas más peligrosas (y terroríficas) del mundo:

1. Monte Hua Shan (China)

Monte Hua Shan

Foto: Aaron D. Feen

Tiene el honor de ser reconocida como la ruta más peligrosa del mundo, aunque según parece es más segura de lo que aparenta a primera vista. Tras subir por las “Escaleras Celestiales”, 999 escalones estrechos esculpidos en la roca, llegas a la parte peligrosa de la ruta: un estrechísimo “sendero” hecho con tablones de madera que rodea la montaña. Tu vida dependerá de lo bien que te sujetes a las cadenas de hierro que ofrece la ruta. Eso sí, si llegas vivo arriba, podrás beber algo en la Casa de Té que hay en la cima.

2. Caminito del Rey (Málaga)

Caminito del Rey

Foto: Gabirulo

Pero no hay que irse hasta China para arriesgarnos a perder la vida haciendo senderismo: en España está el famoso Caminito del Rey, en Málaga. Está construido en las paredes del desfiladero de los Gaitanes, tres kilómetros en los que muchos tramos tienen menos de un metro de anchura, no hay donde agarrarse o, directamente, ya solo queda la viga que soportaba las maderas del paso. Está prohibido realizar el camino (los accesos han sido demolidos para evitarlo), pero eso no ha parado a los más valientes o temerarios. Eso sí, si lo haces y lo terminas vivo, podrías tener que pagar una multa de 6.000 euros.

3. Huayna Picchu (Perú)

Huayna Picchu

Foto: MrHicks46

El camino que sube al Machu Picchu puede llegar a ser peligroso, pero no lo es tanto como su continuación, el sendero que va de la ciudad inca al Huayna Picchu. Conocido como Camino de la Muerte, incluye una escalera inca esculpida en la roca, que asciende más de 300 metros en poco más de kilómetro y medio. El terreno es irregular, a veces hay desprendimientos, muchas zonas resbaladizas, y otras en las que estás al borde de un precipicio. Lo fácil, no obstante, es subir. La bajada es el reto real. Eso sí, tras haber contemplado el Machu Picchu desde arriba.

4. Monte LeConte (Estados Unidos)

Mount LeConte

Foto: Douglas Haase

La ruta, muy empinada, ya es difícil por sí misma, pero además está llena de pequeños extras que hacen de la aventura algo más arriesgado si cabe: ¡osos! ¡murciélagos portadores de enfermedades! ¡riesgo de mal de altura! ¡múltiples oportunidades para despeñarse! Las recompensas: mucha belleza natural, vistas espectaculares y bonitas cuevas que explorar.

5. Angels Landing (Utah, Estados Unidos)

Angels Landing

Foto: ZionNPS

No tiene ni un kilómetro de largo, razón por la que muchos inocentes turistas deciden aventurarse por esta ruta. El sendero es ya peligroso de por sí, por un desfiladero estrecho con mucho riesgo de caída, y finaliza en unas empinadas escaleras de piedra. Pero la cantidad de gente que suele haber hace que sea todavía peor, al tener que hacer verdaderas acrobacias para cruzarse sin caer al vacío. Ha habido muertes y cada año hay bastantes accidentes.

6. Aokigahara (Japón)

Aokigahara

Foto: elminium

También conocido como el Bosque de los Suicidas, el bosque, que se sitúa en la base del Monte Fuji, es el segundo lugar del mundo más popular a la hora de quitarse la vida. ¿Es también peligroso si no tienes intenciones de morir? Sí: es muy denso, lleno de rocas resbaladizas y raíces, y perderse es muy sencillo. Eso sin hablar de que, según cuenta la leyenda, es un lugar en el que viven muchos fantasmas y de la posibilidad real de encontrarte con algún cadáver. Que no, no te hará nada, pero hará el paseo menos agradable.

7. Sendero de Kokoda (Papúa Nueva Guinea)

Kokoda

Foto: benwebboz

Sus 96 kilómetros de longitud (60 en línea recta) han visto de todo. En 1942 se hizo famoso por ser escenario de una sangrienta batalla entre japoneses y australianos, y después estuvo varios años desierto. Hace unos años, no obstante, se volvió a poner de moda: lleva de Port Moresby al pueblo de Kokoda y sus peligros llegan por todas partes: zonas en las que el fango llega a los tobillos, raíces resbaladizas, cascadas inesperadas… A todo eso se suma la posibilidad de contraer malaria, enfrentarse a temperaturas extremas (de calor de día y frío de noche), y lluvias copiosas por las tardes. El camino está siendo arreglado para atraer a más turistas, pero los peligros derivados del clima siguen ahí.

8. Travesía Drakensberg (Sudáfrica)

Drakensberg

Foto: Rick McCharles

Se sabe que hasta 1985 esta travesía se cobró la vida de 55 personas. ¿Dejó de ser peligrosa después? No: simplemente, las autoridades dejaron de crear estadísticas. Esta ruta de 65 kilómetros a través del Parque Nacional de Natal empieza en su parte más peligrosa: con dos escaleras de cadenas. Por ellas se sube a la cresta de las montañas, por donde discurre una ruta hecha a base de unir senderos hechos por animales, pastores y simples zonas de rocas. La belleza de las vistas, por supuesto, hace que sea un lugar bastante popular.

9. Kalalau (Hawai, Estados Unidos)

Kalalau

Foto: brewbooks

Es fácil caer en el tópico, pero si alguna vez vamos a hablar de un paraíso que se convierte en el infierno, debería ser aquí. La belleza extrema de una jungla casi virgen con la promesa de una playa paradisíaca al final. ¿El problema? En esta ruta circular de 35 kilómetros podemos encontrarnos con zonas inundadas, con desprendimientos de rocas, una parte que discurre al borde de un acantilado… Muchas de las víctimas, no obstante, encuentran su final en las aparentemente seguras playas mientras están nadando.

10. Monte Pinatubo (Filipinas)

Monte Pinatubo

Foto: lronchefbalara

Una ruta muy fácil que se hace entre 50 minutos y dos horas. ¿El peligro? Que el monte es en realidad un volcán, por lo que al final todo es una lotería. Se había mantenido inactivo durante 400 años, pero en 1991 entró en erupción matando a 800 personas. En 1992 volvió a hacerlo, con 72 víctimas. ¿Cómo atreverse a ir por ahí? Si lo haces puedes también nadar en el lago que hay en el cráter volcánico, pero con cuidado: las corrientes son muy fuertes.

 

Comentarios

Laura -

Puff, no se yo si me la jugaría aunque las vistas tienen que ser espectsculares.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.