Android Auto es una de las plataformas sobre las cuales los fabricantes de automóviles pueden integrar dispositivos de información conectados con los vehículos: sistemas de mapas, entretenimiento, mensajería… Y como parte de esos desarrollos han publicado este vídeo de Google presentado por Nat & Lo acerca de los Android Labs y las técnicas con las que se está investigando. [El vídeo tiene subtítulos y en las preferencias se puede traducir automáticamente a castellano].

Gran parte del trabajo de investigación se realiza en un simulador que a tamaño real y con gigantescas pantallas muestra un entorno de conducción realista: calles, carreteras, vehículos, peatones… Dado que la función de Android Auto es básicamente hacer que se puede acceder a información sin tener apenas que desviar la mirada de la carretera las pruebas incluyen ponerse unas gafas especiales que realizan un seguimiento ocular para controlar durante cuánto tiempo se deja de mirar al frente: más de dos segundos se considera algo peligroso, de modo que esa es la situación a evitar.

El simulador incluye señales de limitaciones de velocidad, momentos en los que otros coches invaden los carriles vecinos o momentos en los que es obligatorio mantener una velocidad constante; esto se combina con la realización de tareas propuestas por el investigador: echar un vistazo a un mapa, encontrar un nombre en una lista o cambiar la canción que se está escuchando.

Safety First

Cada tarea tiene su complicación, aunque la mayor parte pueden llevarse a cabo verbalmente. Pero si se quiere elegir un nombre propio de una lista (por ejemplo para realizar una llamada) suele ser necesario al menos un clic; lo mismo para leer ciertos mensajes. Un límite que han encontrado es que es casi imposible leer más de 220 caracteres en menos de esos dos segundos; en cambio la mayor parte de otras tareas se pueden completar –más o menos– si aceptan comandos verbales o son muy rápidas de ver y seleccionar en una pantalla.

Las gafas de oclusión son otra de las formas de comprobar cuánto tiempo puede pasar una persona sin ver nada antes de perder el control o de ser capaz de completar una de esas tareas. Mediante pequeñas variaciones en los tipos de letra, tamaños y el uso de iconos se pueden mejorar esos tiempos para reducirlos por debajo de las «zonas de peligro».

La situación se resume al final del vídeo: a día de hoy es implanteable ver un vídeo, escribir un correo o leer mensajes con mucho texto, pero esto es algo que podría cambiar en el futuro gracias a las nuevas tecnologías, interfaces y pequeñas técnicas y diseños que puedan aplicarse a los sistemas actuales.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.