La vuelta al cole ya está aquí. A los habituales preparativos propios del retorno a la rutina en el colegio se unen los problemas logísticos a la hora del transporte escolar: si el colegio dispone de autobús, podemos tener las cosas mejor organizadas, pero si no dispone de ello es habitual tener que desplazarnos  en coche para ir haciendo las paradas pertinentes. ¿Puede tu coche con todo ello?

Las necesidades básicas para la vuelta al cole

Una familia necesita espacio en el coche para la vuelta al cole: para los niños, para sus mochilas y material,… y parece que siempre hace falta algo más. La razón de esto es que en la mayoría de los casos parece que solo nos fijamos en las clases propiamente dichas, que son casi mayoritariamente por las mañanas pero, ¿qué hay de las actividades extraescolares? Si te acabas de llevar las manos a la cabeza es que te has dado cuenta de lo que a veces se necesita para esas horas, o bien que te ha cogido por sorpresa.

El espacio interior, la habitabilidad, es fundamental para mantener la comodidad e independencia de los pequeños. Con suficiente sitio para las sillas de retención (en caso de que hablemos de dos o más pequeños) los llevaremos sin agobios hasta la puerta del colegio. Hemos de pensar que en estos casos el maletero tampoco es tan decisivo a la hora de plantear un transporte escolar porque, si bien los pequeños llevan sus mochilas, no son tan abultadas como para que presenten un reto al maletero del coche.

Acorde a los tiempos que vivimos, un coche con sistema ISOFIX de serie sería lo ideal (y ya sabes que los coches nuevos lo llevan ya, y si es de segunda mano siempre lo puedes instalar tú). No hay que perder de vista tampoco la nueva homologación de sillitas infantiles (i-Size), que añade seguridad al conjunto, y que poco a poco se introduce en los nuevos modelos de coche. En resumidas cuentas, lo más seguro para los pequeños es que el sistema de retención cuente con cuantos menos pasos de ajuste, mejor. Cuanto más sencillo es el sistema, más efectiva es la seguridad porque dejamos menos hueco al error humano (que todos podemos cometer).

Es posible que pienses que el amplio espacio interior puede ser una desventaja en cuanto al volumen total del coche, y que eso lo haga incómodo para aparcar o estacionar en las cercanías del colegio. En muchos casos puedes encontrarte con las sorpresas de coches que son muchos más grandes por dentro de lo que a primera vista parecen por fuera (y lógicamente no hablamos de coches estilo Tardis).

Normas de seguridad básicas para los niños

Esta es una época en la que muchos niños empiezan su andadura en el colegio, y otros muchos simplemente cambian de curso y comienzan nuevos aprendizajes. Para todos ellos conviene refrescar las nociones básicas de seguridad vial en los colegios (extraídos de este artículo de la Revista de la DGT):

Consejos para padres

  • Enseñarles desde pequeños cómo deben de comportarse en la vía, como peatones y como viajeros.
  • Nuestro ejemplo es la conducta a seguir. Si no respetamos un semáforo, ellos tampoco lo harán.
  • Razonar les ayuda a aprender. Respondamos a sus preguntas y expliquemos por qué hay que hacer las cosas.
  • Debemos dejar que realicen tareas y tomen decisiones de acuerdo a sus posibilidades. La sobreprotección no les ayuda.
  • La movilidad es un ámbito para fomentar su autonomía y responsabilidad.
  • Si los llevamos en coche al colegio sin necesidad, le privamos de hacer ejercicio físico, de aprender a moverse en su entorno y de la compañía de sus compañeros.

Consejos para niños

  • Hay que mirar a ambos lados antes de cruzar y utilizar los pasos de peatones.
  • Caminar por el interior de la acera, lejos del bordillo.
  • Tener cuidado con los coches que entran y salen de los garajes.
  • No cruzar en zig-zag, ni en diagonal, ni por el centro de cruces o plazas.
  • Si se camina por carretera, hay que ir por la izquierda.
  • En bici hay que ponerse el casco, respetar las señales y utilizar prendas reflectantes si hay poca luz.
¡Feliz vuelta al cole!

Foto | Ian Burt

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.