Queridos lectores… ¡ay, ha pasado mucho tiempo! ¡Ya os echaba de menos! No sé si soy correspondida en ésta nuestra relación grandes lectores-modesta escritora, pero quiero fantasear con la idea de que sí, de que alguno de vosotros está deseando conocer mi siguiente aventurilla a bordo de un DS. En fin, no quiero ponerme melodramática y en plan víctima porque me consta que sí, que algún feedback favorable ha llegado a mis oídos y a mi e-mail, y no sabéis lo que me llena de orgullo y satisfacción, que diría nuestro rey, al menos, ¡por ahora!

¿Y cuál es el tema a tratar hoy? En esta columna hoy haremos una sucinta crónica de fiesta, que ya nos iba tocando. Hace unos días, la línea DS de Citroën patrocinaba –junto con Yves Saint Laurent y Seagram’s- la fiesta de celebración de un siglo de moda en el periódico ABC y su lanzamiento del suplemento Xtra de Verano, como ya viene siendo tradición en este gran rotativo.

Yves Saint Laurent –ahora sin Yves- y la línea DS de Citroën dando frescor y lujo al Xtra de ABC.

¿Os acordáis de una de nuestras primeras tomas de contacto? Fue en la anterior fiesta de presentación del Xtra de Navidad. Esta vez, en el mismo lugar, o sea, en el  Museo ABC en Madrid, se volvió a  celebrar el evento pero con idiosincrasia primaveral y no navideña.  Allí pudimos admirar un atractivo DS3 Cabrio color amarillo que encajaba a la perfección en este marco de vanguardia y diseño y que, como anfitrion consorte de fiesta, daba la bienvenida a todos los invitados.

DS3 Cabrio tremendamente amarillo con “bicho” apoyado y vestido con cinturón de Yves Saint Laurent, collar de calaveras de Isidoro Hernández, zapatos de Carolina Herrera y el resto vintage “picnichic”. Foto de Tanya Lacey.

La fiesta muy, muy divertida. ¡Mi enhorabuena al Dj y al catering! Ambos elementos fundamentales en todo guateque de altos vuelos. En cuanto a la compañía, también otro pilar importante, por supuesto, por allí hicieron desfile y aparición numerosas celebrities como Olivia de Borbón, la diseñadora Amaya Arzuaga, la presentadora Luján Argüelles y un puñadito más. Yo, haciendo honor al nombre e insignia de esta columna bloguera, sólo puedo acercarme a los que me ponen por una razón u otra, coches incluidos. Un trabajo terrible que me permite conocer gente como me ocurrió con Jesús Cabanas, ex de Marta Sánchez y muchas cosas más. Un hombre encantador al que yo, en mi línea de metepatas, llamé José Cabanas por no estar muy al día en estas cosillas del corazón, error que él se tomó con elegante buen humor.

Sylvie y JESÚS Cabanas, uno de los guapos oficiales de la fiesta. Le hizo gracia esto de “Ellos me ponen” y aunque, muy digna, le eché toda la culpa a Citroën, creo que no acabó de creérselo mucho. Ejem. Foto de Tanya Lacey.

La línea DS ya sabéis que está íntimamente ligada a la moda con quien comparte la pasión por la estética.  A un DS lo puedes vestir de muchas formas – no olvidéis sus múltiples colores y sus divertidos adhesivos para el techo-. Ellos me ponen y ellos se dejan hacer lo que vosotros queráis siempre dentro del buen gusto y de las opciones que os da la marca nodriza, que son muchas.

A lo que iba, no es raro ver un DS en estos eventos de cultura y moda. Más bien comienza a ser habitual.  Y es que vestir a nuestro coche y vestirnos a nosotros mismos, ¿no está dentro del mismo tema? ¿Dar una buena imagen y disfrutar con lo que vemos y que los demás disfruten también con lo que ven?

Aquí todos viendo a nuestra fotógrafa de frente. De izquierda a derecha, el joyero Isidoro Hernández, Juan Manuel Herrero de Castro, Arnauld Maillard – la ½ de la firma Alvarno-, Sylvie, Alessandra Broi Iglesias y Mencía Moreno de Luxottica Group. Foto de Tanya Lacey.

Y es que, chicos, todos llevamos un guapo dentro, sólo hay que saber arreglarse un poquito para sacarnos gracia. Lo que no llevamos todos es un guapo fuera, porque no todos tenemos un DS, pero todo llegará, no os preocupéis.  Desde aquí fomentamos el uso y consumo habitual de la línea DS cómo tratamiento de belleza, método antidepresivo –que no anticonceptivo porque vais a ligar un montón- y revitalizante vitaminado de felicidad, especialmente si se trata de un DS3 Cabrio como el que estaba en el Museo ABC.  El amarillo, aunque le haya dado mala suerte a Raquel del Rosario en Eurovisión, no deja de ser el color de la luz del sol  y por eso estimula nuestras endorfinas provocando alegría.

Alegría tenía yo aquí. Me encanta esta foto. Parece que estoy entre Víktor & Rolf, pero no, son los chicos de la barra de gin tonics. ¡Menudo nivel!

Yo, por supuesto, acudí a la fiesta en carroza. O sea, en un DS3 del que os hablaré la próxima semana. No era plan de fotografiarlo en el parking cercano al evento ya que él perdería mucho y yo más todavía con esas luces mortecinas y esas terribles paredes de hormigón, ¡uf! No todos los parkings son tan ideales como el del Hotel Puerta América de Madrid, diseñado por Teresa Sapey, que es para ir a verlo, hacerse fotos y de paso llevarse alguna muestra del parque automovilístico que allí tienen aparcado. Eso así, nuestro amiguito amarillo descapotable también quedaba muy fotogénico a la entrada del Museo ABC.  ¡Nada que envidiar!

DS3 Cabrio antes de descapotarse. Él también tuvo sofocos. Foto de Tanya Lacey.

Pero bueno, sigamos con la fiesta.  Aunque hacía un calor terrorífico –creo que es el único pero que le podemos poner- se podía subir a la terraza que, a pesar de estar cerrada, estaba más fresquita.  Allí nos encontramos al diseñador Ángel Schlesser y a la estilista de ABC, Ana Ureña.  Ambos encantados de posar para este blog de Citroën que se inunda de glamour siempre que hablamos de los DS. Y es que, chicos, como sabéis pudor más bien poco ni para hacerme fotos ni para decir con la cabeza bien alta, que estos coches llaman la atención allí por donde van.  ¿Qué es echarnos flores a nosotros mismos? ¡Pues sí! Pero al César lo que es del César… Y aunque yo todavía tengo abuela –de cien años, pero la tengo-, ellos ya no tienen porque el antiguo DS, alias Tiburón, se dejó de fabricar. Así que, estamos en nuestro derecho de auto-piropearnos y afirmar la belleza y el estilazo de los DS del siglo XXI.

Ana Ureña de print animal y Sylvie de print floral. Foto de Tanya Lacey.

Con el genial diseñador Ángel Schlesser. Tengo prendas suyas desde tiempo inmemorial. Foto de Tanya Lacey.

Todavía “no conozco varón” que haya entrado en uno de mis DS –que mal está empezando a sonar esto- y no le haya fascinado. Que si línea deportiva, que si llantas, que qué chulo es por dentro, que menudo reprise, que qué chulo es por fuera –en fin los hombres ya sabéis que sois más simples y con decir “chulo” a todo ya está-, que menudo dineral debe de costar… Pues chicos, a mí me enseñaron mis padres que es de mala educación hablar de dinero, así que nunca les puedo dar cifras. Buena excusa, por otro lado, para justificar mi ignorancia. Lo único que sí puedo decirles es que se pasen por la web de Citroën y vean sus promociones o por un concesionario Citroën donde también se llevarán sorpresas. Agradables, se entiende. Y es que cuando se está cerca de un DS pasan cosas y además no hay nada imposible en este mundo y si no, fijaos en el bombón con el que me hice esta foto la otra noche. Otro de los asistentes a la fiesta que, para la cámara “Ellos me ponen”, no pasó desapercibido.

Con Carlos Alberto Álvarez, Director Comercial del Área de Prensa en Vocento. No sé qué coche tiene, pero como tenga un DS se lo rifan. Foto de Tanya Lacey.

Pues sí, a bordo de un DS, como os decía antes, vais a ligar más. Os lo digo por propia experiencia. Que no podéis meter el coche en la disco, ya lo sé. Pero sí podéis tirarle el llavero de la marca –no a la cara- a la chica en cuestión. Si os parece un método demasiado agresivo, que lo es,  os sugiero que rentabilicéis el tiempo que dura un semáforo cerrado: podéis daros las tarjetas con los teléfonos, acordar una cita posterior o simplemente disfrutar de ese momento de miraditas y flirteo. ¿Que sólo miran vuestro DS? Mal asunto pero por algo se empieza.  A veces incluso intentando sólo descifrar nuestro logo DS ya se nos vuelven locos.  Es Citroën, queridos, pero DS, o sea, gama alta, la crème de la crème, el non plus… En la siguiente foto queda bien claro: D y S unidas en un punto que ya no sabemos si es el punto G o cuál, pero sea cual sea, funciona.

Logos a tutiplén. Fotografía de Tanya Lacey.

Y como todo lo bueno se acaba pronto, aquí terminamos la crónica. Eso sí, con un pequeño adelanto de lo que tendréis la próxima semana. ¿Alguien sabe de qué DS3 vamos a hablar? Una pista en la imagen. Quedan excluidos terminantemente para contestar a esta pregunta los trabajadores de Citroën y sus parientes hasta el tercer grado de consanguinidad en línea recta y colateral.

Bolsa con los regalitos de YSL para los invitados de la fiesta, sobre tapicería DS3.

Y nada más. Amenazo con volver con alguna imagen impactante. ¿Un político devolviendo el dinero que ha robado? ¡Noooooooo! ¡No tan impactante! Será una nueva historia by Citroën DS3, condimentada con algo de aventura. No mucha que una ya no está para trotes, aunque la cosa va de ídem. ¡Ya lo veréis!

¡Un besito y mucho cuidado en la carretera! Que últimamente me paso en ella todo el día y el peligro lo tenéis vosotros.

Sylvie Tartán.

Comentarios

Julio -

Muy interesante el post festivo. El amarillo le queda perfecto al DS y la reportera, GUAPÍSIMA.

Ladymarcas -

Divino todo!!!! Me encanta esta seccion

Blanca -

Yo no entiendo nada de coches pero contigo es mas ameno este mundo y mas cuando hay fiestas tan glamourosas

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.