La historia del automovilismo está llena de proezas y hazañas que han quedado para la posteridad. A principios del siglo XX, la automoción tenía más de aventura y de terreno por explorar que otra cosa, y en el caso de Citroën podemos decir que se vivieron grandes aventuras y se lograron enormes retos. Uno de estos retos tiene como protagonista a la Petite Rosalie, un Citroën 8CV de serie (4 cilindros y 1400cc) que rompió todos los récords de resistencia.

Corría el año 1933 cuando ese pequeño coche modificado para ser un monoplaza recorrió casi 300.000km a 93km/h de media en 134 días dando vueltas al circuito de Montlhéry. Este es el pináculo de una serie de hitos conseguidos desde que, en 1933, la compañía Yacco (de aceites lubricantes) iniciase este tipo de experiencias para dar a conocer sus productos.


Hay que tener en cuenta que a principios del siglo XX los coches y toda la tecnología asociada estaba, digamos, comenzando su andadura. Los aceites no tienen nada que ver con lo que son hoy en día y, de hecho, Yacco comenzó a añadir aditivos para mejorar el rendimiento de sus productos por esa época, y por ese motivo quiso realizar un evento de resistencia, para demostrar a sus clientes que con sus aceites, los motores durarían muchos kilómetros más que con los de otra marca.

Si hoy en día los tests de resistencia ponen a prueba las mecánicas y la tecnología, pensad  que,  en los años treinta,  la cosa era más extrema todavía. Gracias a este tipo de ensayos, en la actualidad disponemos de vehículos fiables en situaciones que hoy nos son cotidianas, pero que hace 70 u 80 años eran verdaderas proezas, y hace 100 años eran casi ciencia ficción.

La prueba era, en principio, para recorrer 25.000 kilómetros sin problemas mecánicos. Pero la cosa se fue complicando hasta pasar primero la barrera de 75.000 km, luego los 100.000 km, y posteriormente la increíble cifra de 300.000 km. En realidad, la “Petite Rosalie” estuvo rodando sin pausa (más que las lógicas paradas para repostar y cambiar neumáticos) desde el 15 de marzo de 1933 hasta el 27 de julio de ese año, un total de 134 jornadas con sus noches en las que se recorrieron 298.298,902 km, redondeados a 300.000 km por cuestiones publicitarias.

André Citroën ofreció tres millones de francos a quien se atreviese a desafiar semejante hito, cosa que nadie intentó, y por tanto la historia de la “Petite Rosalie” y el modelo de Citroën 8 CV que escondía bajo esa carrocería especial quedaron siempre asociados a la hazaña de recorrer 300.000 km sin fallos mecánicos. Es una gran marca aún hoy en día, y para los años treinta, sí que se podría decir que se consiguió algo excepcional y sin parangón alguno.

En realidad hubo más “Rosalie”, hasta 9 modelos que consiguieron, en conjunto, infinidad de récords en la época. Solo la Petite Rosalie (Rosalie IV) consiguió no menos de 296 récords, entre ellos 133 récords internacionales de duración (2-133 días), 57 récords internacionales de distancia (desde 4.000 a 300.000 km), 78 récords mundiales de duración (de 55 a 133 días) y 28 récords mundiales de distancia (desde 140 000 a 300 000 km). Y es que la historia de Citroën está plagada de éxitos desde sus inicios.

Más información | Paris Montlhéry Autodrome (1) y (2), VEA, André Citroën Club, Citroën Sport

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.