Una de las peores cosas que le puede ocurrir a un conductor es que un peatón o ciclista salga de repente de detrás de otro vehículo mal aparcado o cualquier obstáculo que impida verlo hasta el último momento.

Aunque sea imposible evitar que esto pase, el proyecto Ko-TAG, que está desarrollando el Instituto Fraunhofer para Circuitos Integrados junto con otros socios tecnológicos como la Universidad Técnica de Munich con financiación del Ministerio de Economía y Tecnología alemán, pretende disponer de un sistema que pueda activar automáticamente el freno para evitar un atropello.

Para ello es necesario instalar un emisor-receptor en el vehículo –un transpondedor– que emite señales que indican la dirección y velocidad que lleva éste, siendo necesario así mismo que peatones, ciclistas y, por qué no, otros vehículos lleven su correspondiente transpondedor.

Estos dispositivos intercambian señales entre sí lo que les permite calcular cuándo se va a producir una situación de riesgo y actuar en consecuencia, avisando primero al conductor, si da tiempo, y, si no, actuando automáticamente sobre el freno. Dado que funciona con señales de radio, el sistema permite detectar las posiciones de peatones y vehículos aunque estos no estén directamente a la vista del conductor.

Es un sistema similar al TCAS, el Traffic alert and Collision Avoidance System o Sistema de alerta de tráfico y evasión de colisión, que montan los aviones desde ya hace algunos años y que también usa transpondedores para calcular posiciones y rutas y así emitir avisos para los tripulantes en caso de que se pueda producir una situación de riesgo; de hecho, el sistema Ko-TAG también se podría usar para evitar colisiones entre vehículos.

En las pruebas llevadas a cabo hasta ahora el sistema es capaz de calcular la posición de vehículos y peatones con una precisión que se mide en centímetros.

Obviamente, para que esto funcione los peatones, ciclistas, etc, tienen que llevar siempre encima el transpondedor, que podría ir integrado en una mochila, por ejemplo, o mejor aún, en un dispositivo como el teléfono móvil sin el que hoy en día casi nadie sale de casa.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.