En ocasiones, por el tamaño del coche o por las circunstancias de la plaza de garaje, se hace necesario aparcar con más o menos precisión y exactitud. Tal vez intentando guardar una determinada distancia de la pared o apurar el espacio pero dejando una zona de paso o evitando golpear una moto o una bicicleta y evitando también abollar la barbacoa.

En algunos de esos casos no servirá la habitual opción de colocar adhesivos acolchados en la pared y aparcar «al toque», aunque hay otros trucos. Por ejemplo, colgando una pelota de tenis del techo y avanzar el coche hasta que la pelota toque con el capó. Otro método es hacer un marca en la pared, o tomar un referencia, y hacer coincidir la figura de luz que dibujan los faros o los pilotos del coche según la distancia. Más habitual es colocar un tope físico —como una madera— en el suelo para que la rueda del coche se detenga a la distancia adecuada.

Pero estamos en el siglo XXI y todas esa soluciones de baja tecnología, aunque efectivas, resultan poco sofisticadas.

Aquí es donde entra el juego el asistente láser para el aparcamiento. Consiste en un puntero láser —como el utilizado en presentaciones— que se instala en el techo o pared del garaje.

Al entrar con el vehículo el láser se enciende y proyecta un punto de luz en el lugar que hayamos elegido como referencia. Por ejemplo, en algún sitio del salpicadero del coche como el botón de las luces de emergencia.

La guía láser funciona con pilar convencionales de tipo AA y cuenta con un sensor de proximidad, de modo que se enciende cuando detecta que el coche está entrando en la plaza de garaje y se apaga cuando concluye la maniobra. Cuanta además con una lámpara led que, opcionalmente, da algo de luz.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.