Android y Apple lo tienen claro, el futuro de la tecnología en el coche pasa simplemente por conectar tu teléfono al vehículo. Tanto Android Auto como Apple Car beben de la misma idea: no es necesario que el coche lleve montado de serie un software determinado; es mejor que lo envíes desde tu teléfono mediante el cable.

Android Auto, la apuesta de Google para este mercado emergente, se ha presentado hace unos días y promete más o menos las mismas prestaciones que su competidora de Apple. Descubrir direcciones exactas preguntándole a un asistente de voz (Siri en Apple, Google voice en Android), usar el reproductor musical del teléfono, hacer una llamada de voz que se reproduzca en los altavoces del vehículo o dictar un mensaje de texto son algunas de ellas.

Es evidente que la competencia entre Android y Apple por construir el mejor sistema beneficia directamente a los fabricantes de automóviles, que acabarán por fabricar coches que puedan adaptarse a ambos sistemas, y en definitiva para los usuarios.

Pese a sus limitaciones, el invento será definitivo cuando se le aplique la tecnología inalámbrica, sus ventajas serían evidentes en materia de seguridad. Escuchar música, hacer llamadas o buscar localizaciones mientras conduces nunca fue tan seguro. Para comprobarlo, eso sí, tendremos que esperar hasta final de año.

Comentarios

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.