Este fin de semana tuvo lugar en la localidad inglesa de Pilton, la edición número 31 del Festival de Glastonbury. La cita musical, una de las más importantes del mundo, contó con grandes atractivos, entre ellos el primer concierto de los Rolling Stones en toda la historia del evento.

Pero más allá de lo evidentemente noticiable, hubo otros momentos de mucho interés.

Mumford & Sons y una pequeña ayuda de sus amigos

La banda británica contó con colaboraciones de lujo para versionar a los Beatles, y cerrar así el festival. Así The Vaccines se encargaron de las panderetas, First Aid Kit de los coros, y Vampire Weekend de una parte de la sección de vientos (estos chicos valen para todo). El resultado fue bastante épico y emotivo.

Arctic Monkeys siguen avanzando

Alex Turner luce cada vez más elegante sobre el escenario y su voz se va fortaleciendo con su imagen. Es curioso verles interpretar “I Bet That You Look Good On The Dancefloor“, una de esas canciones compuestas cuando apenas eran chavales de pelo largo.

El regreso de Last Shadow Puppets

Aquella maravillosa aventura conjunta entre Miles Kane y el cantante de los Arctic Monkeys se reeditó en Glastonbury por un breve instante. Cuando ambos artistas coincidieron sobre el escenario para interpretar “Standing Next To Me“, una de las canciones de aquel único disco que publicaron en 2008 bajo la tutela del productor James Ford.

Pequeñas grandes maravillas

El festival inglés es uno de los mayores escaparates del mundo para grupos que aún no alcanzan la gloria universal, pero van camino de ello. Es el caso de grupos como Deap Vally, Jake Bugg, Daughter, Alt-J o los geniales Alabama Shakes.

Algo más que pop y rock alternativo

No, Glastonbury no solo guarda a esos grupos modernos, sino que además guarda sorpresas exquisitas en su cartel. Además de la actuación del veterano Kenny Rodgers o unos geniales Chic, el festival también abrió sus puertas al brasileño Sergio Mendes, que puso algo de calor con su “Mais que nada“.

En definitiva fueron cinco días de música que demuestra el poderío británico a la hora de organizar este tipo de eventos. Aunque ojo, España tiene mucho que decir tras años de FIB, un BBK cada vez más prestigioso, propuestas punteras como Arenal o Low Cost, grandes enseñas nacionales como PortAmérica o Sonorama; y maravillas en potencia como el Dcode.

En el canal de YouTube de BBC puedes ver fragmentos de al menos unos 70 conciertos. Y si buscas en la plataforma de vídeos, incluso te encontrarás actuaciones completas extraídas de la emisión de la cadena británica BBC 2.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.