Seguro que has visto decenas de vídeos grabados desde el coche por cámaras fijas en los que sus rusos protagonistas viven diferentes situaciones, la mayor parte peligrosas. Esos vídeos se han convertido en una especie de viral esperado, un entretenimiento que tiene parte de morbo y parte de sobrecogimiento por las cosas que se llegan a ver en la carretera. En Rusia, sí.

Sin embargo, a cualquiera nos puede pasar que vivamos una situación en carretera que creamos que es denunciable: un adelantamiento al límite, una conducta errática que creemos que es peligrosa, infracciones de todo tipo o, sin ir más lejos, podemos ser testigos de una colisión, o sufrirla en nuestras propias carnes. En esos casos una grabación de lo que ocurre podría ser muy útil, y para ello podemos contar con dispositivos como el Garmin Dash Cam, una cámara para el coche muy interesante.

Grabación continua y almacenamiento en caso de colisión

La Garmin Dash Cam es una videocámara capaz de grabar en HD (1080p), a 720p o WVGA. Se instala fácilmente y te proporciona seguridad en el sentido que comentamos al inicio del artículo: todo lo que suceda en la carretera pasa por su “ojo que todo lo ve”. Pero además, la Garmin Dash tiene la particularidad de que cuando sucede algo inesperado, almacena la grabación desde instantes antes de que se de el evento, mientras se da y algo después.

La videocámara Garmin Dash Cam viene equipada con acelerómetro (exactamente se denomina sensor de gravedad o G-Sensor) que es capaz de medir diferentes intensidades, pero que con una frenada fuerte, o más fuerte de lo normal, y por descontado con una colisión, ordena al dispositivo almacenar lo que lleva grabado desde segundos antes. Así es posible tener un clip en memoria que nos sirva para tener una prueba (siempre que entre dentro del campo visual de la cámara) de lo que haya sucedido justo antes de que se haya producido el hecho, y también durante y después.


Esta cámara cuenta con una lente gran angular, por lo que el campo de visión es más amplio de lo que se puede pensar inicialmente, y se activa una vez arrancas el coche, manteniéndose en grabación continua hasta que quitas el contacto. Esto hace que siempre esté alerta para empezar a almacenar la grabación en caso de accidente.

Esta cámara está disponible con o sin GPS. La opción con GPS es la Dash Cam 20 y cuesta 249,99 dólares (unos 182 euros aproximadamente, al cambio actual) y es la más recomendable si queremos tener toda la información posible en caso de accidente. También la podemos usar para documentar nuestros viajes de placer, claro, pero en el caso de incidente la opción del GPS nos permite añadir marcas al vídeo con información de tiempo y geo tags, incluyendo latitud y longitud, la fecha y la hora, la velocidad y la dirección de desplazamiento.

Sea con GPS o no, la Garmin Dash viene equipada con micrófono integrado que permite grabar el sonido ambiente en el coche mientras viajamos. Además, para completar el “informe de daños” tiene la capacidad de sacar pequeñas fotos (capturas de pantalla de la grabación, realmente) con lo que podemos fotografiar el estado del coche, los daños, para informar al seguro, por ejemplo.

La versión sin GPS es la Garmin Dash 10, y cuesta 219,99 dólares, unos 160 euros al cambio. Personalmente elegiría la versión con GPS por la competa información que proporciona, así que el plus de 20 euros sobre el precio básico merece la pena.

Vía | Clipset

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.