Al igual que los pilotos de aerolíneas cambian sus técnicas de pilotaje utilizando innumerables trucos para ahorrar el carísimo combustible o los taxistas se conocen todos los recovecos de la ciudad para llegar antes a cualquier parte, a las empresas de mensajería les viene bien ahorrar tiempo y gastar menos combustible en sus rutas de reparto. La forma en que una veterana empresa como UPS resolvió esto es especialmente ingeniosa, tal y como cuentan en Priceonomics y quizá haya oído el lector por ahí: sus furgonetas nunca giran a la izquierda; llegan a todas partes haciendo giros a derechas.

Esta forma tan peculiar de circular por la ciudad es propia de Estados Unidos y de otros países donde la señalización y las normas de tráfico son ligeramente diferentes. Allí, por ejemplo, un semáforo en rojo significa «detenerse», pero se puede girar a la derecha (yendo por el carril de la derecha) haciendo una especie de Stop. Y siempre cuidando que no haya un letrero que lo prohíba expresamente (el famoso Don’t Turn on Red / No girar en rojo). En la práctica, esto quiere decir que muchas ciudades se pueden considerar calles de circulación abierta con stops en vez de semáforos, siempre que se vayan haciendo las paradas en los cruces para girar a la derecha.

Lo que descubrió alguien, y UPS puso en práctica, es que por lo general sale más a cuenta rodear una manzana haciendo varios giros a derechas que esperar en los semáforos a que permitan girar a la izquierda. Los cruces suelen ser de grandes calles y las luces pueden estar en rojo hasta 2 o 3 minutos (más si hay atasco y no se llega a tiempo de pasar); es como ir «en contra del tráfico». En cambio, yendo por la derecha de forma fluida se puede hacer un giro, luego otro, después un tercero y finalizar con un último giro para llegar al destino aunque hacerlo requiera dar un poco la vuelta.

Los números no mienten: aunque no se dieron porcentajes exactos, se calcula que desde 2004 que se puso en marcha esta medida la compañía se ha ahorrado unos 35 millones de litros de combustible, lo que no es baladí: el coche consume más si pasa más tiempo parado en un atasco que circulando. Con esta optimización las entregas también son más rápidas. Y hay menos accidentes, dado que el giro a la izquierda en un cruce de semáforos es una fuente habitual de pequeños golpes de chapa.

No obstante, esta idea no sirve para todos los vehículos ni en todas las ciudades. Las vías norteamericanas tienen un trazado muy peculiar (caches anchas, carriles en dos sentidos, pocas prohibiciones) y en cambio en Europa son por lo general muy distintas. Aunque UPS optimizó el software de sus navegadores para seguir estas rutas, aun así hay lugares en los que se debe hacer giros a la izquierda, bien porque dar la vuelta a la manzana exija recorrer demasiada distancia, bien porque el destino esté cerca o porque no haya alternativas.

Algunos curiosos persiguen a las furgonetas de UPS cuando las ven para «comprobar si es cierto que nunca giran a izquierdas», solo para sorprenderse al comprobar que a veces  lo hacen. Concretamente se ha calculado que más o menos el diez por ciento de los giros son a izquierdas, aunque la mayoría (90%) cumple la regla de la optimización.

Una curiosidad surgida a raíz de que comenzara a usarse esta técnica de conducción es que al cabo de unos meses se empezó a observar un desgaste desigual en el lado derecho de las ruedas, debido a que se gastaban más por ese lado que por el otro. La solución fue intercambiarlas más a menudo durante el mantenimiento del vehículo, concretamente en la conocida rotación de neumáticos que todo el mundo debería hacer en su coche de vez en cuando.

{Fotos: UPS Truck (CC) Zyphbear @ Flickr / Apple Maps}

Comentarios

Javier -

Esto no es nuevo, lo inventaron los romanos. En la “antigua” Roma estaba prohibido girar a la izquierda. Se evitan muchos accidentes y atascos

Alvy -

Desde luego, pero si lo piensas, los romanos no tenían semáforos ni creo que hubiera atascos tan descomunales como ahora ni que se controlara tanto el “gasto de combustible” 😉

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.