Queridos lectores, el ser humano siempre ha sido curioso. Gracias a ello, ya no vivimos en cavernas aunque hay que reconocer que tendría sus  ventajas haber  continuado con ese sistema y no habernos lanzado al ladrillo.  Quizás nos habríamos librado de la crisis inmobiliaria y puede ser que todo Homo sapiens tuviera su propia cueva sin grandes esfuerzos. El caso es que no es así porque nos gusta probar cosas nuevas, inventarlas, conocer lugares en los que no habíamos estado, sabores que no habíamos probado…  Y esa ansiedad por evolucionar, me temo que es intrínseca a nuestra propia naturaleza y nos reporta más beneficios que perjuicios. Y como la curiosidad mató al gato pero  al hombre no,  en Citroën seguimos explorando a todos los niveles. Innovando en tecnología, colaborando en la investigación del magnetismo del sol –sea con el proyecto Astroinnova, sea, simplemente descapotando nuestro DS3 Cabrio– y  conociendo también rincones encantadores de nuestra geografía nacional.

¡Estamos en todas partes! Unos investigando desde la estratosfera de manera científica y otros sobre tierra firme, de manera un poco más “casual”.

Por eso hace unos días cogimos el portante y salimos de la ciudad con nuestro DS3 Cabrio HDI, cabalgando sobre sus  90 caballitos y abusando del modo automático y de su capota de vida alegre que, como os comentaba, nos permite también investigar los efectos del astro rey. No sé a qué conclusiones llegarán los del proyecto Astroinnova pero yo he llegado al convencimiento de que cuando la capota del DS3 se levanta, con ella se suben el ánimo del conductor y también el tono de nuestra piel que adquiere un aspecto más mediterráneo. Seguramente a alguno le suban más cosas. Eso ya depende de cada uno.

En fin, con esta disposición y con una climatología variable que tan pronto nos proporcionaba  un chaparroncillo como nos envolvía con un anticiclón de quita y pon,  nos fuimos  a Pedraza, una localidad de Segovia, medieval y amurallada, que realmente parece de atrezo  dada la calidad de su adaptación a la vida moderna. De hecho ha servido como decorado a multitud de películas y de spots publicitarios y ha sido declarada “Conjunto Monumental” entre otras distinciones.

Vista de Pedraza antes de iniciar el ascenso a la villa.

Como os decía, el pueblo está totalmente amurallado. Se entra y se sale por la Puerta de la Villa y sólo por ahí. No existe ningún otro acceso.

El DS3 es un coche perfecto  para moverse entre las estrechas calles de Pedraza que invitan a aminorar la marcha para evitar roces no deseados en el coche. Ya sabéis que no sólo de las columnas de los garajes viven los talleres. Y es que en el Medievo no contaban con que en un futuro existieran estas máquinas, así que las vías son angostas y, lógicamente, de un solo sentido. No quiero ni imaginarme un error y tener que ir marcha atrás por estos vericuetos.

El DS3 Cabrio HDI, haciendo juego con los geranios. Sylvie 2.0 T, mimetizada con la pared gracias a la falda de Josep Font, la camiseta de American Vintage y sandalias Toms. Aparte de ser bonitas son solidarias. Cada vez que compras un par, un niño necesitado recibe también otro.

Aldaba y típica ventana llena de flores.

Orson Welles rodó en Pedraza “Campanadas a medianoche”. Sylvie imaginando un anuncio con el DS3 por estas calles acompañada de un guapo y experto piloto. Portón de la Oficina de Turismo.

Aunque lo ideal para venir a Pedraza es coincidir con La noche de las Velas,  en la que el pueblo, apagadas las luces públicas, es adornado con miles de velas a comienzos del mes de julio, nosotros hicimos la excursión a plena luz del día y a la hora de comer.  El yantar es uno de los máximos vicios confesables de esta sección, aparte de, por supuesto, conducir los DS.

Una de las casas de la plaza del pueblo.

No me digáis que no es curiosa la veleta con escopeta.

Aparcamos al Cabrio en el parking público gratuito y fuimos andando hasta la plaza del pueblo donde se ubican varios restaurantes.  Elegimos “El Soportal” y acertamos de pleno con unas croquetas caseras exquisitas, una ensalada que, a pesar de parecer de lo más normal,  allí sabía diferente gracias al entorno y al rico tomate,  y un picadillo que todavía al recordarlo, se me ponen los pelos de punta.  Otros platos para elegir: surtido ibérico, judiones, sopa castellana, gazpacho, chuletas de cordero o cochinillo.

Nuestro DS3 Cabrio en su particular muro de las lamentaciones, o sea, el parking. ¡A él le gusta estar trotando!

Comida sencilla y deliciosa.

Tras la comilona, escogimos de todos los lugares de interés que hay en el pueblo, sólo dos.  La Cárcel, institución que ahora está tan de moda en nuestro país y que es una de las tendencias que temporada tras temporada se repite,  y la Fábrica de Estaño, la única existente en España y que Javier Merino, uno de los seis cooperativistas de la misma, nos enseñó con mucho cariño y orgullo.

Preciosas las piezas e interesantísimo el procedimiento de su manufacturación.

Ya os digo que fábrica de estaño sólo hay una, así que, imprescindible llevarse un recuerdo.

En la fábrica, fundada por el famoso decorador ya desaparecido Francisco Muñoz, nos contaron que funden con arena como antiguamente se hacía, que sueldan las piezas a 500 y 600 grados y nos enseñaron las obras de arte en las que se convierten tras el proceso.  Como anécdota contaros que hasta Nelson Rockefeller, miembro del clan Rockefeller,  estuvo por aquí en los años 70, comprándose, como no podía ser menos, todo lo que había a la venta en el momento de  su visita.  “Me lo llevo todo”. ¿No os gustaría algún día poder decir eso?  ¡¡A mí, sí!!

Los sellos acreditativos “made in Pedraza”.

Hay dos tiendas en la fábrica. Ésta es una de ellas. ¡Muchas gracias por la cálida acogida!

Y pasamos a los calabozos tan de moda en estos tiempos que parece que no eres nadie si no has pasado por uno. La cárcel de Pedrazaes un edificio medieval del silo XIII, reconstruido en el siglo XVI.  Si os informáis sobre lo que aquí dentro acontecía, y que para no herir sensibilidades no vamos a reproducir,  os podéis hacer una idea de que,  si algo mínimamente parecido existiera en la realidad, los que tienen la mano larga se lo pensarían dos veces. La guía de esta antigua penitenciaría os explicará con todo detalle la historia del  ahora bonito edificio y los terribles padecimientos de los que allí subsistían. Valorareis mucho más vuestras vidas tras la visita. Os lo aseguro.

Sala donde los presos eran retenidos en un primer momento, dibujos hechos por dichos presos y Sylvie esperando su ingreso en prisión.

Como última parada, nos fuimos al Castillo: fortaleza del S.XIII, reedificada en el S.XV  y adquirida por el famoso pintor Ignacio Zuloaga que instaló allí su taller. Tiene foso, torre del homenaje y demás accesorios propios de estas fortificaciones.  Aunque podéis ir andando a todos los elementos de este Conjunto Monumental de Pedraza,  yo quise retratar al DS3 Cabrio al lado del majestuoso castillo. Sus neumáticos temblando ante la sola cercanía de la puerta.

Detalle de la puerta del castillo. Recomendación: No apoyéis aquí la espalda.

Salió guapísimo en la foto, ¿verdad? Con banderita incluida.

Y nada más. Seguid disfrutando del verano que yo seguiré al pie del cañón. No podemos abandonar ahora.  En unos días volveremos a dar un repaso a la línea DS con alguna que otra historia. Os emplazo  para la próxima y deseo que sigáis disfrutando del verano, ya en vuestra ciudad de origen, ya en alguno de los destinos que hayáis escogido. Los que os incorporáis al trabajo, suerte que lo tenéis, así que no deberíais sumiros en una depresión postvacacional.  Si aun así la sufrís, os dejo unos consejitos publicados en el periódico ABC para sobrellevarla.

¡¡Muchos besos para todos los miembros de la familia DS!! Cada día, vamos aumentándola.

 

Sylvie Tartán.

Comentarios

Kitty -

Me encanta Pedraza y mas si vas en un DS. No sabia que habia una fabrica de estaño porque me hubiese acercado a verla..

Sylvie Tartán -

Pues sí, te atienden maravillosamente y tienen piezas preciosas. En DS el viaje es ya perfecto. ¡Muchas gracias y un beso!

Nauj Sozap-Ladiv -

Qué buena entrada del blog !! Elegir Pedraza es una muestra de buen gusto, me ha traído recuerdos, sobre todo la cárcel…, que aunque terrible, comparto tu opinión de que muchos la merecerían. Habría que reabrirla….

Sylvie Tartán -

¡Ja, ja, ja! Creo que ni a determinados individuos les deseo lo que allí hacían. Aunque un día en esas mazmorras creo que puede curar el síndrome de la “mano larga”. ¡Un beso y mil gracias!

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.