Las campañas de concienciación social son buenas para ir dando pasos hacia una mejor educación vial. Cada año se pone mucho esfuerzo y creatividad sobre la mesa para sacar adelante nuevas campañas, mejores métodos de divulgación de los efectos del alcohol y las drogas al volante, y de tantos y tantos pequeños detalles que pueden hacer que salvemos la vida, o que no superemos el trance.

En los Estados Unidos tienen fama de ser muy teatrales en todo lo que hacen, pero reconozco que una campaña como ‘Every 15 minutes’ tiene que ser muy efectiva. De hecho, lo será precisamente por todo el teatro involucrado en su puesta en práctica. En síntesis, lo que hace esta campaña es tener a un grupo de chavales durante dos días, viendo como cada 15 minutos desaparece uno de ellos y regresa “muerto”, para posteriormente recrear un accidente real. El resultado, bastante bueno.

Queridos papá y mamá:
Cada quince minutos muere alguien en Estados Unidos por una colisión relacionada con el alcohol, y hoy he muerto yo. Nunca tuve la oportunidad de decirte que…

Esa es la carta que los chavales que han “muerto” ese día tienen la oportunidad de escribir a sus padres. Así de sencilla y así de impactante es una campaña de educación vial que pretende dar una visión cruda sobre las consecuencias de pasar un buen rato entre amigos y mezclar después alcohol y conducción. El briefing de la experiencia es muy completo y lo vamos a resumir aquí:

  • Se seleciona un grupo de estudiantes, que lo primero que harán será estudiar el cuerpo humano.
  • Cada 15 minutos un estudiante sale de la clase, acompañado por un policía. Luego regresa “muerto”, maquillado como tal y con una camiseta negra.
  • Nadie podrá hablar con el “muerto”.
  • Los agentes leerán obituarios supuestamente redactados por sus padres.
  • Por la tarde los estudiantes asistirán a un simulacro de accidente con todo detalle.
  • Los alumnos podrán visitar la morgue y la sala de emergencias del hospital, así como una visita a la cárcel. En realidad lo que están haciendo es entender cómo es, en realidad, un accidente provocado por el alcohol y sus consecuencias directas.
  • Todos los estudiantes que participaron en el simulacro, igual que los “fallecidos” en las clases de la mañana, se aislarán en un hotel, donde podrán escribir las cartas que empiezan como citamos antes.
  • Todos sentirán lo que es perder contacto con amigos y familiares.
Con estas duras pruebas, los estudiantes tendrán conciencia de lo que supone un desliz, un accidente de este tipo, y todo lo que pueden llegar a sufrir los familiares y amigos del accidentado, y todo esto está montado para dar conciencia real de que no hablamos de un juego. A mi me encanta esta campaña, y por lo que parece es muy efectiva. ¿Sería igual de efectiva si la ponemos en práctica aquí, en España?

 

Más información | Every 15 minutes

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.