La mayoría de las tecnologías de asistencia al conductor que existen se basan en detectar posibles obstáculos del exterior mediante cámaras o sensores de proximidad. También reconocen las líneas de la carretera para alertar al conductor, mediante señales visuales, sensoriales —como una vibración en el volante o en el asiento— y acústicas, de una posible colisión o de la realización de un cambio de carril no señalizado, peligroso por la presencia de otros vehículos o involuntario.

De un tiempo a esta parte además están en desarrollo mecanismos de asistencia basados en el análisis y en la observación al conductor. Por ejemplo, detectar si éste mantiene la vista en la carretera, si está somnoliento o si su estado de salud es el adecuado para conducir.

La tecnología que desarrolla Brain4Cars parte de esa idea, utilizando software predictivo para anticipar si el conductor está a punto de hacer una maniobra y cuál será.

El sistema se basa en una cámara dirigida hacia el rostro del conductor. A través de ella el ordenador reconoce los gestos y movimientos y utiliza esos datos para identificar muestras de distracción y pistas sobre qué maniobra está a punto de hacer el conductor. Por ejemplo, si el conductor mira repetidamente sobre su hombro izquierdo y por el retrovisor exterior de ese lado el sistema considera que probablemente el conductor va a cambiarse al carril de la izquierda.

A partir de ahí, valiéndose de cámaras exteriores y sensores o radares el ordenador puede determinar, en función del tráfico y de posibles obstáculos exteriores —incluso ocultos a la vista del conductor— el vehículo puede detectar y alertar de que existe un riesgo para esa maniobra, antes incluso de que el conductor haya comenzado a hacerla.

El sistema también puede aplicarse en el sentido contrario, alertando al usuario de que la maniobra que ha iniciado no es seguro debido a posibles obstáculos o por su falta de observación previa y señalización, así como detectar distracciones como falta de atención o el uso del teléfono móvil mientras se conduce.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.