Según la DGT, se calcula que el alcohol está implicado en casi la mitad de los accidentes de tráfico con víctimas mortales. La influencia negativa del alcohol en la conducción es tan directa y evidente que las consecuencias legales de conducir bebido se han incrementado notablemente en los últimos años y la tendencia es endurecerlas aún más.

En España se permite conducir con 0,50 gramos de alcohol por cada litro de sangre (0,50 g/l en sangre o su equivalente de 0,25 mg/l en aire espirado que es la medida que se obtiene “al soplar”) para conductores en general o de 0,30 g/l (0,15 mg/l) para conductores noveles o profesionales. Pero, ¿a qué equivalen en la práctica 0,5 g/l de alcohol en sangre? No demasiado, según esta tabla de la DGT,

Fuente DGT: El alcohol y la conducción DF]

Se considera que por encima de los 0,5 g/l el alcohol afecta de forma apreciable a la mayoría de las personas; sin embargo hay muchos factores por los cuales una misma cantidad de alcohol puede afectar en mayor o en menor medida a distintas personas (como edad, tamaño, sexo, forma de beber,…) por lo que no es buena idea fiarse del máximo legal: incluso cantidades de alcohol por debajo del máximo legal pueden alterar el estado del conductor y por tanto su capacidad para conducir, lo que aumenta el riesgo de tener un accidente.

Un problema añadido es el tiempo que se tarda en eliminar el alcohol en la sangre: «una persona con un nivel de alcoholemia de 1,8 g/l puede necesitar entre 6 y 10 horas para que su nivel de alcoholemia baje del nivel permitido» y hasta un total de 19 horas, dependiendo de cada persona y de las circunstancias, para eliminarlo por completo. Lo que significa que después de varias cervezas y de tres o cuatro copas no sirve de mucho dejar de beber un rato antes de ir a coger el coche, por lo que «la única tasa realmente segura es 0,0 g/l».

Lectura recomendada y oportuna para estas fechas de celebración: El alcohol y la conducción.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.