Espinosa pregunta la que nos planteamos hoy. ¿Qué tiene que ver un coche actual con uno que cumple su misma función, pero lanzado hace 10, 15 o 20 años? La primera respuesta será un rotundo nada que enmascara una revolución en la industria del automóvil que ha permitido redefinir hasta el más mínimo detalle de nuestra herramienta de transporte.

Hasta no hace tanto, un coche respondía a los interrogantes de consumo, confort, autonomía y seguridad. A día de hoy, un automóvil habla casi tanto de internet como nuestro smartphone, y ojo que este nuevo enfoque va a más. ¿Es el automóvil el nuevo gadget tecnológico?

Una revolución que va a más, y más, y más…

En apenas una década hemos asistido a una corriente tecnológica que ha convertido nuestro día a día en una plantilla virtual que puede ser gestionada de forma remota con sólo hacer click en la pantalla de un dispositivo conectado a internet. El coche, nuestro coche, no ha podido resistirse a esta nueva forma de entender el día a día.

Así, el mercado habla de potencia, par motor y consumo de carburante en una misma oración que señala cuántas pulgadas tiene la pantalla de la interfaz multimedia o qué capacidad de reproducción de medios tiene dicha interfaz. Esta es la nueva forma de ver el automóvil, con importantes mejoras en confort, seguridad y eficiencia.

No podemos obviar que un vehículo actual ofrece infinitas más cualidades que un vehículo de hace, por ejemplo, 10 años. Una muy destacada es el diseño, diseño que a día de hoy es una de las características más valoradas a la hora de realizar una compra del tipo que sea. Tecnologías como la iluminación LED han permitido a las firmas ofrecer un punto de inflexión en cómo esculpir las silueta de los vehículos.

El automóvil, un nuevo hogar

Pero seguimos; un vehículo actual no solamente es capaz de enfrentarse a cualquier sala de proyección doméstica, sino que, en según que terminaciones, esa igualdad se convierte en tal superación que invita a convertir el habitáculo de nuestro automóvil en el nuevo salón de nuestro hogar. Un salón rodante capaz de reproducir contenido en alta definición, capaz de ofrecer diferentes fórmulas de ocio para cuatro ocupantes independientes… y todo ello mientras disfrutamos de un trayecto por las mismas carreteras de hace décadas.

Definitivamente, el automóvil es el nuevo gadget. Tecnología es el concepto que mejor define cada nuevo modelo que llega al mercado, apostando por ofrecer lo último en cada campo de la electrónica de consumo. Muchos dirán que esta forma de ver el transporte es una locura, pero el objetivo de esta corriente no es otro que el de conseguir que ese transporte sea capaz de ofrecer un mundo interactivo en cada trayecto, relegando la conducción a un segundo plano.

Las horas en coche pasarán de ser horas de viaje o sueño, a horas de ocio y entretenimiento sin límites.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.