Conocíamos la caña de azúcar, el maíz o o el jugo de remolacha como materias útiles para fabricar biocarburante, pero un grupo de investigación japonés que trabaja en la Universidad de la prefectura de Mie ha conseguido fabricar combustible a partir de un elemento más mundano. Según leemos en EFE, estos japoneses tienen la fórmula para fabricar carburante a partir de las naranjas que no son aptas para el consumo humano.

“Este biocombustible podría ser utilizado para tractores y segadoras agrícolas con motor de gasolina”,  asegura el profesor de bioingeniería Yutaka Tamaru, que lidera un equipo que ha sido capaz de impulsar un vehículo de unos 14 kilos (controlado a distancia) con un combustible mezcla del carburante habitual y su nueva fórmula bio a partir de naranjas.

Para mover el vehículo necesitaron producir 20 mililitros del combustible de naranja tras procesar tres kilos de cítricos podridos y restos de naranja.

La clave que consigue el milagro es una bacteria, la clostridium cellulovorans, que se encuentra en las virutas de madera. Esa bacteria descompone las fibras de celulosa que se encuentran en las naranjas produciendo azúcar. Este azúcar, al fermentar junto a otro microorganismo añadido durante diez días, origina el nuevo biocombustible.

La ventaja del nuevo fuel es doble. Por un lado, su poder calorífico es mayor que el del habitual bioetanol que se fabrica a partir de maíz o remolacha; en segundo lugar resulta menos abrasivo para el motor que los biocombustibles actuales ya que su alto contenido en biobutanol (70%) consigue que no reaccione con facilidad a la humedad.

Foto: Tony Hammond en Flickr

 

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.