El coche es uno de los mejores medios de transporte para viajar, por la libertad y flexibilidad que nos da. ¿Quién no ha soñado nunca con coger su Citroën y lanzarse a recorrer carreteras y mundo, llegando a conocer los lugares más inesperados y sin mirar nunca atrás? Antes que digas que vale, pero que es imposible, lee esto. Te presento a Gunther Holtorf, un señor que cogió el coche un día y volvió 26 años después.

La idea de Gunther, el alemán que se lanzó a la carretera con su coche (al que llama familiarmente Otto), era ya ambiciosa desde el principio, pero ahora ese “gran plan” inicial parece una tontería comparado con lo que hizo al final. En 1989, cuando el muro de Berlín cayó, tenía 50 años y decidió irse con su mujer a recorrer Africa durante 18 meses.

Pasado un tiempo, su mujer se cansó y Gunther puso un anuncio para encontrar una nueva compañera de aventuras. Christine, de 34 años entonces, contestó, y se acabó convirtiendo en su cuarta mujer. Después de África, tras más de 100.000 kilómetros ( y varias recaídas de malaria), se fueron a explorar el continente americano.

Christine murió en 2010 por un tumor, pero Gunther continuó, porque es lo que ella le había pedido. Tras el funeral, Martin, el hijo de Christine, ya con 30 años, se unió al viaje de Gunther, y ambos recorrieron Sri Lanka, China y Corea del Norte. En 2012 Martin volvió a casa, pero Gunther continuó, ahora con la alemana Elke Dreweck, que se unió a él durante un año.

Ahora, por fin, 26 años después de partir y tras recorrer 884.000 kilómetros por 177 países, Gunther ha vuelto a Berlín. Tenía 50 años cuando partió, ahora ya 76. A sus espaldas, una gran aventura que contar a sus nietos, muchas fotos y, quizá, las ganas de dormir en su propia cama que muchos tenemos al volver.

¿Cuál ha sido el viaje en coche más largo que has hecho? ¿Serías capaz de pasarte 26 años recorriendo el mundo?

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.