Dorothy Levitt fue una de las primeras mujeres entusiastas del automóvil. Fue una figura relevante en las carreras de coches de principios del siglo pasado y llegó a ser conocida como «la chica más veloz de la tierra». En 1906 estableció el record de velocidad femenino.

Dorothy Levitt animaba a las mujeres a conducir y a no tener miedo a usar el automóvil ni a conducir. Ni miedo al vehículo ni tampoco temor a la crítica social. Y animaba a conducir siempre como una dama, sin renunciar al estilo. En 1909 publicó La mujer y el coche dedicado a la mujer conductora.

Entre otras cosas, Dorothy Levitt recomendaba siempre usar guantes «suaves y de calidad» para conducir. En 1909 los coches eran bastante rudos y no era raro tener que trastear en él y tocar partes mecánicas que podían estar sucias o calientes. Desde el momento de poner en marcha el coche y también durante y hasta el final de casi cualquier trayecto. El uso de guantes mantenía las manos limpias y a salvo de quemaduras. También abrigadas: muchos coches de entonces no tenían calefacción. Ni techo, ni puertas.

También sucedía que en 1909 todavía era relativamente habitual llevar armas y «ninguna dama en su sano juicio consideraría salir a conducir sola sin su revólver». Los primeros vehículos comenzaron a incorporar un pequeño compartimento bajo el asiento con espacio para guardar un arma y algo munición.

El origen de la guantera y el porqué de su nombre

En su libro Dorothy Levitt sugiere el uso de ese compartimento para guardar varios pares de guantes, por lo que pueda surgir. Se considera que fue ella quien acuñó el término guantera para referirse a ese compartimento reconvertido en el lugar en el que guardar algunos pares de guantes, por si hacían falta y para llevarlos siempre limpios.

La tradición de conducir con guantes se mantuvo unas pocas décadas más y, aunque se perdió hace generaciones, todavía hoy ese compartimento en el coche se llama guantera. Hoy en día en la guantera se guarda de todo excepto guantes. Incluso las guanteras refrigeradas para mantener frescas las bebidas son relativamente habituales.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.