Suena como algo extraño y a la vez agradable: bajar los precios de los carburantes. Suena irreal, ¿verdad? Pues el Gobierno ha aprobado una serie de medidas que están dirigidas a fomentar la competencia entre los minoristas y mayoristas del sector, y esta competencia permitiría reducir los precios finales. Cosa que habrá que ver.

Esta semana los precios de la gasolina y el diésel han subido, y eso significa que si sigue la tendencia (y con la Semana Santa a tiro de piedra, veremos hasta dónde suben los combustibles), las posteriores rebajas fruto de la competencia pueden ser bastante ficticias: bajarán los precios con respecto al máximo pronosticado de la Semana Santa, pero no bajarán tanto como para situar esos precios en niveles lo suficientemente bajos.

Medidas para fomentar la competencia minorista

Estas son las medidas más destacadas, esas que prometen que los precios deberían de bajar a medio plazo. Será estupendo que suceda, pero tendrá que pasar tiempo para que esta liberalización del sector haga efecto en el precio para los consumidores. Puede que ese tiempo que falta para poder ver sus efectos haga que éstos se neutralicen con la subida “natural” del petróleo.

  • Limitar la duración de los contratos en exclusiva y prohibir la recomendación de precio de venta al público, para evitar que los precios entre estaciones de servicio de marcas diferentes sean muy similares (o estén, en cierta medida, pactados).
  • Eliminar barreras administrativas y simplificar trámites, simplificando los trámites a la apertura de nuevas instalaciones de suministro minorista de carburantes y fomentando la entrada de nuevos operadores.
  • Procedimiento único en todas las CCAA para la apertura de nuevas estaciones de servicio.
  • Límite a las nuevas instalaciones de los principales operadores (en número).

En el terreno mayorista se pone el foco en hacer que los precios de distribución sean lo más bajos posible, de forma que eso no influya significativamente en el alza del precio final. Ahora bien, si realmente se bajan los precios, ¿qué supondrá para la sociedad?

Si el precio bajase hoy, tendríamos más kilómetros disponibles por cada euro gastado en combustible. Esto, por sí solo, conseguiría que la gente tuviese más ganas de moverse, de salir, de gastar. ¿Cuánto podrían bajar los precios? ¿5 céntimos el litro? ¿10 céntimos el litro? Parece a la vez mucho y poco, pero si pensamos en un depósito medio de 50 litros, y una media de dos repostajes mensuales (tirando por lo bajo), ahorraríamos 120 euros al año. Prácticamente nos saldría “gratis” medio seguro del coche.

El hecho de querer fomentar la competitividad y liberalizar algo el sector puede ser una pieza clave para que se mueve algo más la economía doméstica. No hablemos ya de los ahorros para profesionales, que pueden subir a las 4 cifras anuales si los precios bajan lo suficiente. La pregunta es, ¿puede ayudar a la economía española el descenso de los precios del combustible? La respuesta es que sí, siempre que sea un descenso de importancia, y que se haga ya.

Vía | Ministerio de Industria, Energía y Turismo

Comentarios

Jose luis -

Me gusta esa fantasia futurista.Bajar el precio del carburante podria ser un buen argumento para un nuevo programa de telebasura.

Lucia -

Siempre suelo tirarme una media hora diaria leyendo este blog, con mi
taza de cafe, felicidades por este sitio =)

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.