Encontrar plaza y reservar aparcamiento a través del smartphone no es algo nuevo. Existen ya varias aplicaciones funcionales que nos permiten reservar plaza en un parking antes, incluso, de salir de casa, pagándola a la salida de forma automática a través del smartphone. Pero lo que comentaremos hoy es diferente: se trata de dos casos reales aplicados en España para aparcar en la calle (pagando la ORA).

El sistema, en ambos casos, es muy similar y diría que gemelo (de los de “Separados al nacer”) porque en los dos casos se basa en reserva de plazas mediante una aplicación para smartphone (Android y también iOS). En Oviedo se hizo una prueba piloto el pasado verano que nos contó nuestra compañera Ana, y ahora se implanta un sistema idéntico en Valladolid (y siento decir que no es un proyecto pionero, como se menciona en el periódico del que tomo la inspiración).

La experiencia es interesante: parte de la base de que los propios usuarios bloquean o liberan las plazas disponibles según su demanda, y gestionan el pago a través del smartphone. Como vemos no es algo que sea especialmente original, y como ya hablamos de la experiencia de Appcar en Oviedo, ahora le toca el turno a Blue Parking Vall en Valladolid. La primera duda que tenemos es, ¿funciona de verdad eso de que un conductor bloquee una plaza de aparcamiento para ir a dejar su coche en ella?

Reserva tu plaza, estaciona el coche y paga con el smartphone

Cuando hay recursos compartidos y estos son escasos, el “cerebro” gestor debe bloquear cada recurso que solicita un usuario para poder satisfacer su demanda. Ningún otro usuario que llega después puede utilizar ese recurso hasta que el primer usuario lo libera, y así se idean estas aplicaciones. Lo que ocurre es que en el mundo real hay personas que puede que no acepten ciertas normas impuestas, y ahí podría estar el problema, sobre todo cuando conviven dos sistemas: el de reserva remota de plaza, y el tradicional sistema de “aparco y voy a la máquina para pagar la ORA”.

Si nos fijamos, la ORA es perfecta para ensayar sistemas de pago de este tipo, a través del smartphone. La convivencia del pago por smartphone y del pago “en máquina” ya no me parece tan perfecto por los motivos que insinué, por la “pelea por los recursos”. En todo caso merece la pena echar un vistazo al vídeo de presentación de Blue Parking para conocer en profundidad la aplicación.

Como idea, y como proyecto, me parece sencillamente genial porque significa integrar paulatinamente a las ciudades en el mundo moderno. Es posible y seguro pagar y reservar plazas de aparcamiento a través del smartphone porque tenemos la tecnología necesaria para lograrlo. Lo que queda por delante es la “educación” de la sociedad, y lo entrecomillamos porque no se dice en un sentido peyorativo, sino constructivo: cuando todo el mundo esté habituado será tan natural como pagar la ORA, y eso es así porque realmente se trata de pagar la ORA… de otra forma.

Más información | Blue Parking Vall

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.