Las carreteras tal y como las conocemos tienen los días contados. Sabemos esto desde hace tiempo, ya que hay nuevas necesidades que afrontar y porque si los coches cambian a ritmo vertiginoso, el lugar sobre el que se desplazan no debería quedarse atrás.  Además, está el tema medioambiental: el asfalto es en sí algo muy contaminante y hay muchas investigaciones en marcha para dar con un sustituto.

Una de esas investigaciones es la que está llevando a cabo José Rubio en la Universidad de San Nicolás Hidalgo de Michoacán, México. ¿Su idea? Un cemento que se cargue con la energía solar y brille en la oscuridad gracias a esa energía.

El material que está desarrollando Rubio, que asegura que puede durar hasta 100 años, absorbe la energía solar y la devuelve al ambiente en forma de luz, lo que puede resultar muy útil para iluminar carreteras, autopistas o carriles bici sin tener que recurrir a la electricidad.

Cemento-luminescente

“Hace nueve años, cuando empecé el proyecto, me di cuenta de que no había nada así en ningún lugar del mundo, así que empecé a trabajar en él”, dice José Rubio. “Lo más complicado fue que el cemento es un cuerpo opaco que no deja que la luz pase a su interior”.

El investigador se centró en cambiar la microestructura el cemento para aumentar su habilidad de absorción de energía solar y, sobre todo, permitir que esta sea devuelta a la atmósfera en forma de luz. La idea es sencillo: que lo que absorba durante el día dé para unas 12 horas de iluminación por la noche.

La duración de este cemento es también un gran paso hacia delante: mientras que la mayoría de los materiales fluorescentes están hechos de plástico y tienen una vida útil de unos tres años, el nuevo cemento podría durar hasta 100 años. 

¿Cuándo veremos si este nuevo material tiene éxito? Como siempre en estos casos, hay que tener paciencia. De momento Rubio está intentando comercializarlo y espera poder integrarlo también en otros productos de construcción.

¿Crees que las carreteras del futuro serán así?

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.