El aquaplaning se produce cuando los neumáticos no pueden desalojar el agua que hay en el asfalto, bien sea porque hay mucha cantidad de agua o porque circulemos e una velocidad inapropiada. Lo normal es que se produzca aquaplaning por una mezcla de esas dos razones, y que termine por no haber contacto entre el neumático y la carretera.

El resultado es una pérdida de agarre y tracción total, y el coche se desplazará por inercia hasta que se recupere el agarre. Es muy peligroso porque si frenamos aumentaremos el efecto del aquaplaning, y si giramos el volante no seremos capaces de desplazar el coche lateralmente, por lo que es factible que nos entre el pánico. Eso sí, el aquaplaning, en la mayoría de los casos, es leve y se soluciona con un poco de anticipación, y sentido común.

Por qué se produce aquaplaning y cómo se puede evitar

Cuando nos encontramos con una balsa de agua, algo que últimamente, por desgracia, ocurre más por las lluvias intensas de los últimos meses, lo primero que debemos pensar es que ese no es el medio natural para los neumáticos. Es decir, si la vemos por delante nuestra en la carretera (y se distingue porque cambia el color del asfalto claramente) lo primeor que debemos hacer es levantar un poco el pie, no entrar a toda velocidad.

La razón de que se produzca aquaplaning es sencilla: los neumáticos no evacuan el agua y “flotan” sobre ella. El dibujo de los neumáticos está diseñado para garantizar adherencia en condiciones de mojado al evacuar el agua, apartarla de nuestro camino para que el neumático siga en contacto con el asfalto, y si hay demasiada agua para nuestro neumático no será posible apartarla.

La evacuación de agua está limitada por varios factores: el dibujo del neumático (si es un neumático de lluvia o de invierno desalojará mejor), la cantidad de agua presente en el asfalto, y la velocidad a la que circulamos. Y esos tres factores nos dan las pistas suficientes como para evitar sufrir aquaplaning.

Si llueve con intensidad podemos esperar que haya demasiada agua en el asfalto, además de que se nos da pistas claras sin más que observar la carretera (que es lo que debemos hacer en todo momento). Así que, lo dicho, el aquaplaning lo debemos esperar si entramos con demasiada velocidad en una balsa de agua, si sabemos que tenemos los neumáticos al límite de uso o en mal estado, y siempre que circulemos con exceso de velocidad.

Sabremos que lo sufrimos si notamos cómo “flota” la dirección, y eso es el mejor caso, porque lo que podemos sufrir es una salida de la vía, sobre todo si nos sorprende en una curva. Por eso es tan importante, y se insiste tanto en ello, reducir la velocidad si llueve por el camino. Es en parte porque se reduce la velocidad, pero también se dice por el peligro de aquaplaning. Porque no por tener un coche más grande nos vamos a librar de ello, es más, probablemente sea el peligro más democrático del mundo del motor: le puede pasar a cualquiera.

Para solucionarlo o evitarlo hay que:

  • adaptar la velocidad a las condiciones de la vía y de la meteorología
  • en caso de notar principios de aquaplaning, soltar ligeramente el acelerador (nunca bruscamente, ni apretar el freno) de forma que el coche vaya recuperando tracción mientras pierde velocidad

Lo más sencillo: aflojar ritmo y tener paciencia. Dos conceptos sencillos que nos ayudarán no solo con el aquaplaning, sino con la mayor parte de las situaciones medianamente comprometidas en la carretera.

Foto | Conducción Responsable

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.