Los smartphones se han convertido en una especie de control remoto de nuestras vidas por todo lo que hacemos a través de ellos. Sabemos que la conexión profunda entre el teléfono móvil y el coche es ya algo real, pero en muchos casos requiere invertir en un coche nuevo. Si todavía no estás preparado para dar ese paso, puedes hacer uno intermedio para probar cómo es ese futuro. Dronemobile te podría ayudar a hacerlo.

Se trata de un sistema tan simple que querrás tenerlo enseguida: un pequeño dispositivo que se enchufa al sistema de seguridad o a uno de arranque remoto y una app para el móvil. Nada más. ¿Qué puedes hacer con Dronemobile una vez que lo tienes instalado?

Lo más práctico y que seguramente se utiliza más: comprobar si el coche está abierto o cerrado y, si está abierto, cerrarlo. ¿Cuántos viajes inútiles al coche creyendo que habías olvidado cerrarlo has hecho -al final está siempre abierto, claro? Dronemobile acabará con ellos. Puedes hasta arrancar el coche de forma remota, estés donde estés.

El sistema da importancia también a la seguridad. Puedes crear una geofence (una especie de barrera virtual), y hacer que la app te avise si el coche sale de ella. También te avisará si salta la alarma del vehículo. Y, para los despistados, tiene sistema GPS, de forma que volver a encontrar tu coche cuando olvidas dónde lo has aparcado será mucho más sencillo.

El sistema puede configurarse también en varios vehículos distintos, algo práctico en familias. Se recibirán notificaciones si se pasan los límites de velocidad, o si el coche se mueve en un horario en el que no debería hacerlo. Además, todo se guarda en un historial que se puede consultar en cualquier momento.

¿El problema de Dronemobile? Que de momento está disponible solo en Estados Unidos y Canadá, así que toca limitarse a soñar con él. Pero hay también algo positivo: no es más que un ejemplo de cosas que ya se pueden hacer y que dentro de no demasiado tiempo estarán en todos nuestros coches. El futuro está cada vez más cerca.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.