Naves no tripuladas, objetos volantes que reparten el correo, ingenios que sobrevuelan bodas para ofrecer el reclamado plano cenital de los enamorados… 2014 es el año de la fiebre dron y, aunque en demasiadas ocasiones le atisbamos poco uso a los aparatitos más allá de lo lúdico, en Inglaterra se han sacado de la manga algo realmente valioso. Se trata de un avión no tripulado y semiautónomo que puede medir con precisión los niveles de radiación en el suelo tras un desastre nuclear. Van a probarlo en Fukushima.
Advanced Airborne Radiation Monitoring (AARM) es el nombre del artilugio que han parido en la Universidad de Bristol y promete mejorar notablemente las prestaciones de un helicóptero a la hora de detectar la radiación. ”Nuestro dron es realmente pequeño y por eso puede volar muy cerca del suelo (…) . Podemos crear mapas de alta resolución que nos muestran donde está la radiación contaminante, incluso concentraciones realmente bajas cerca de centrales nucleares”, explica a ‘Wired’ James McFarlane, el responsable de un proyecto en el que han trabajado durante 18 meses.
El AARM es un pequeño helicóptero equipado con una cámara y un pequeño espectrómetro además de otros sensores capaces de detectar la contaminación radiactiva al sobrevolar el suelo. Desde luego, algo tremendamente más seguro que la inspección de la zona contaminada a cargo de un humano. Y lo han podido comprobar durante las primeras pruebas realizadas en una mina de uranio en Rumanía.

El objetivo es reducir daños humanos y riesgo a la hora de monitorizar los accidentes nucleares. McFarlane explica cómo en Japón se midió la radiación durante un tiempo – hasta que llegaron los datos de los helicópteros – mediante sensores acoplados en la parte delantera de los autobuses. Su sistema es evidentemente más seguro.

La innovación, para la que planean un proceso de producción comercial costeado con los 18.000 euros con los que ha sido premiada por la Real Academia de Ingeniería Británica, ya tiene potenciales clientes en Turquía. Pero antes de que Imitech – la empresa que han creado para vender el ingenio – acometa su fabricación en serie, sus creadores planean enviarlo a Japón para trabajar sobre el terreno y a varias centrales nucleares británicas durante los próximos seis meses.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.