Confort, confort y más confort. Esta es la idea que persigue la adición de más y más tecnología a los sistemas que están inundando el automóvil. De entre los múltiples sistemas que están desembarcando en los vehículos en la actualidad, especialmente uno llama poderosamente la atención gracias a un potencial único en el beneficio de la calidad a bordo del automóvil, el aparcamiento automático.

Existen diferentes tecnologías, diferentes fórmulas y más aún diferentes resultados en su ejecución, pero la idea de fondo es pasar de los pitidos de alerta de colisión ejecutando maniobras, a la más reconfortante situación de que sea el vehículo el encargado de introducir y extraer el automóvil de un espacio de aparcamiento. Y ojo que la tecnología sigue avanzando a un ritmo frenético para que ni siquiera sea necesario que estemos presentes durante la búsqueda y estacionamiento del vehículo.

La evolución continua de la tecnología

Primero fueron los sensores de aparcamiento con sistemas de alerta por proximidad, más tarde llegaron las cámaras de vídeo e inmediatamente después los sistemas inteligentes que nos indicaban de forma virtual cómo ejecutar las maniobras mediante un guiado virtual en la imagen captada del exterior. Todo esto ya es historia.

Ahora la tecnología ha dado un importante paso hacia delante reclamando para sí el gobierno de la dirección, necesitando tan sólo de pulsar un único botón para que todo un proceso de aparcamiento comience. Ya sea para estacionar, o para abandonar un espacio de aparcamiento.

El automóvil, a través de sensores de ultrasonidos es capaz de reconocer las distancias que separan nuestro vehículo del resto de obstáculos, pudiendo reconocer espacios y delimitar qué distancia y maniobras serán necesarias para ejecutar la totalidad de las maniobras.

La pesadilla de aparcar, muy cerca de desaparecer por completo

Por el momento, el grueso de estos sistemas consiguen encontrar espacios de aparcamiento durante nuestro recorrido, pudiendo tomar el control sobre el volante a posteriori. La elección de cambios automáticos permite a estos sistemas añadir gobierno sobre el cambio para ejecutar las maniobras, mientras que los sistemas más avanzados que están por llegar ya permitirán actuar sobre acelerador y frenos para realmente poder olvidarnos de estacionar adecuadamente el vehículo. Adiós a la pesadilla de muchos conductores.

Pero todavía hay más para aquellos que de verdad quieren no tener que pelearse más con aceras y espacios aparentemente imposibles. Y es que, gracias al continuo avance en los sistemas de asistencia a la conducción, la tecnología de aparcamiento automático ya habla de ejecutar sus maniobras de forma autónoma con el conductor controlando todo el proceso desde su smartphone o tablet.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.