El 85 por ciento de los vehículos llegan al desguace con la rueda de repuesto original y con las herramientas y el gato sin utilizar, según Tire Rack.

Esto se debe en parte a las mejoras técnicas en los neumáticos actuales, que tienden a ser más resistentes y duraderos a la vez que calles y carreteras se mantienen en mejor estado. También es debido a que la ubicuidad de los teléfonos móviles y las mejoras en las prestaciones de los seguros y de los servicios de asistencia en carretera hacen que en muchas ocasiones sea más fácil y rápido llamar a asistencia en carretera en caso de pinchazo — además de más cómodo y más seguro que cambiar la rueda en la cuneta.

Por otro lado cada vez son más habituales las ruedas de repuesto conocidas como «de galleta», que son de menor tamaño que las otras cuatro. Debido a que sólo son aptas para circular a baja velocidad y a corta distancia en ocasiones la misma rueda vuelve a guardarse tras haber recorrido apenas unos pocos kilómetros en toda su vida útil.

No todos los conductores están a favor de este tipo de rueda de repuesto «de galleta». Tampoco de la desaparición de la rueda de repuesto «a cambio» de un kit para reparar pinchazos — un accesorio que es recomendable llevar incluso en vehículos con rueda de repuesto. Por el contrario muchos conductores cambiarán de coche sin saber si el vehículo que están reemplazando tenía rueda de repuesto o no y dónde estaba.

Cargar durante diez años con una rueda de repuesto de 20 kg, las herramientas y un gato que en la mayoría de veces no van a utilizarse supone un uno por ciento más de consumo de combustible, explican en Tire Rack. Ese uno por ciento adicional en el consumo significa que un coche que consume 8 litros a los 100 km necesitará 160 litros más de combustible para recorrer 240 000 km a lo largo de 10 años. Es decir, llevar la rueda de repuesto supone un coste adicional de unos 180 euros en 10 años.

De modo que ambas opciones, las ruedas de repuesto «de galleta» y los kit para reparar pinchazos, tienen sentido al liberar espacio en el espacio y al reducir los costes de fabricación y de uso del vehículo.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.