¡Decidido! ¡Te vas de viaje en coche! Quizá sea este verano, un mes de vacaciones. Quizá haya sido una decisión improvisada y tengas pensado salir mañana. Sea como sea, tarde o temprano tendrás que enfrentarte al temido momento de hacer el equipaje. Y sí, en coche es más fácil que en avión: sin restricciones de peso, con los líquidos que quieras, sin pagar extra por meter la bici… Pero hacer el equipaje es siempre una tarea algo estresante y cada modalidad de viaje requiere llevar unas cosas u otras. ¿De qué hay que cargar el coche antes de iniciar el viaje?

1. Maletas pequeñas. Esas maletas que llenarás con la ropa que necesites para el viaje, con tu neceser, con libros, cargadores, zapatos… El peso que quieras y todas las que te quepan (intenta no pasarte, que después es todo muy complicado), pero intenta que sean pequeñas: son más fáciles de acomodar en el maletero y facilitarán la búsqueda de lo que necesites. Si haces las maletas con algo de orden, claro.

2. Gamuzas, toallitas húmedas y papel higiénico. ¿Qué? Sí. Deberíamos llevar siempre utensilios de limpieza rápida en el coche, pero si viajamos es ya imprescindible. En algún momento alguien derramará algo en la tapicería, te tendrás que lavar las manos o tendrás que utilizar un baño público poco higiénico. Entonces entenderás por qué es buena idea llevar estas cosas en el coche.

3. Ropa de viaje. Además de la ropa que vayas a llevar para los días de turismo, teniendo en cuenta cuánto tiempo vas y si va a hacer sol o lluvia, deberías pensar en cómo vestirte para las largas jornadas en coche: la comodidad es básica. Si en algún momento no vas a conducir, lleva zapatos fáciles de poner (y sacar): ¡nada más placentero que ir en coche durmiendo descalzo!

4. Números de contacto importantes a mano. Sí, físicamente. Puedes llevarlos también en el smartphone, claro, pero no tientes a la suerte: si van solo ahí, necesitarás llamar al seguro justo cuando estés sin batería. Coge una libretita y anota: número del seguro, números de emergencia (nunca se sabe), números de familia y amigos más cercanos. Y mete esa libretita en la guantera.

5. Snacks y cositas para picar. ¿A quién no le ha entrado el hambre alguna vez en coche? Haz una encuesta entre tus acompañantes y escoged lo que más os guste: galletitas, patatas, fruta -sí, es posible -… y no olvidéis el agua, que será una necesidad imperiosa tras tomar un par de galletas.

mapa de carreteras

6. GPS y mapas. Sí, las dos cosas. Confiar solo en la tecnología es arriesgado: puedes quedarte sin batería, puede estropeársete el navegador. ¡Y tendrías que preguntar a la gente! ¡Como en el pasado! Bromas aparte, un mapa de carreteras (actual, no de hace diez años) nunca viene mal: te solucionará problemas si el GPS falla y le dará una ocupación a tu copiloto.

7. ¡Música! No olvides tu reproductor de mp3 (y su cable, si tienes que enchufarlo así), tus CDs variados o cargar tu smartphone de música para reproducirla vía Bluetooth. Sea cual sea la modalidad escogida, el resultado es el mismo: un viaje largo en coche sin música no es lo mismo. Porque con la radio ya sabemos todos lo que pasa en muchos parajes…

8. No exageres. El último consejo es un poco un anticonsejo: olvida todo lo que hemos hecho hasta ahora. A no ser que vayas a hacer un viaje por lugares en los que puedes estar días sin encontrar civilización, no hay casi nada imprescindible: puedes comprar snacks en la gasolinera, puedes cargar tu smartphone en una cafetería y recuperar los números que necesitas, puedes hacerte con ropa cómoda en cualquier pueblo o ciudad. A no ser que necesites algún medicamento especial (que suponemos que no olvidarás), no hay nada que no puedas conseguir por el camino y nada que sea tan imprescindible. ¡Disfruta del viaje!

¿Vas a hacer algún viaje en coche dentro de poco? ¿Has pensado ya en qué llevar?

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.