El sistema Start & Stop es cada vez más frecuente en los coches nuevos.  Ya no es sólo un sistema que incluyan los modelos tope de gama, sino que va ganando terreno poco a poco a todos los niveles. Si no lo conoces, te diré que es un sistema que pasa el motor de combustión a stand by en determinadas condiciones como, por ejemplo, en una detención en un atasco o ante un semáforo: el motor se apaga y deja de quemar combustible.

El motor a ralentí gasta combustible, pero lo peor es que lo gasta sin ninguna utilidad práctica. Los sistemas de climatización, la radio y cualquier otro elemento del coche se alimentan de la batería y, por tanto, esa quema de combustible no sirve ni tan siquiera para recargar la batería pues el tiempo que nos quedamos detenidos en un atasco, o en un semáforo, no es suficiente como para consumir un porcentaje significativo de la carga en la batería.

Cómo funciona el sistema Start & Stop

El sistema Start &Stop sirve para ahorrar combustible en escenarios en los cuales detenemos la marcha pero la vamos a reiniciar, a lo sumo, en unos pocos minutos. Esto significa que durante esos minutos que estamos sin quemar combustible estamos ahorrando esos centilitros de combustible y, además, estamos evitando la emisión de partículas contaminantes.

Un motor diésel al ralentí puede estar consumiendo alrededor de 0,6 a 0,9 litros de combustible por hora (depende de muchas cosas, pero son números bastante atinados). Si estuviésemos una hora con el motor encendido estaríamos consumiendo aproximadamente un euro sin recibir nada a cambio (también aproximo convenientemente para usar números fáciles).

En un motor de transmisión manual, el sistema Start & Stop se activa cuando detenemos el coche y pasamos a punto muerto, soltando el embrague finalmente. Dependiendo del modelo, el motor se enciende en otras condiciones como, por ejemplo, si pisamos el embrague; si pisamos el freno; si movemos el volante; si pasa el tiempo suficiente como para que sea necesario un aporte de energía desde el motor (en verano con el aire acondicionado a tope, por ejemplo).

En un motor de transmisión manual, el sistema Start & Stop se activa cuando detenemos el coche y pasamos a punto muerto, soltando el embrague finalmente. Dependiendo del modelo, el motor se enciende en otras condiciones como, por ejemplo, si pisamos el embrague; si pisamos el freno; si movemos el volante; si pasa el tiempo suficiente como para que sea necesario un aporte de energía desde el motor (en verano con el aire acondicionado a tope, por ejemplo).

Normalmente estos sistemas se pueden desactivar con un botón para el caso de que estemos en un atasco “fluido”, de esos en los que nos paramos dos segundos, avanzamos otros dos, volvemos a parar… En esos casos puede ser más cómodo seguir sin detención del motor ya que el tiempo agregado de detención es poco y evitamos realizar decenas de ciclos de apagado y encendido.

Entonces, ¿se ahorra o no se ahorra?


El ahorro es siempre relativo y lo es dependiendo de dónde vivamos. Si lo hacemos en grandes ciudades, en las que se suelen producir largas retenciones por lo que estamos detenidos uno o dos minutos como mínimo cada vez, entonces sí que vamos a ahorrar. Si estamos una hora metidos en un atasco podemos saber cuánto tiempo nos pasamos detenidos y estimar el ahorro de combustible. Y si el atasco es diario, multiplicamos y sabremos el ahorro total.

Si vivimos en un lugar con poco tráfico y pocas retenciones, no vamos a notar un ahorro considerable ya que no nos tendremos que detener demasiado. ¡No estamos malgastando tanto combustible!. Sin embargo, siempre que el sistema entre en funcionamiento vamos a estar dejando de gastar combustible y, por tanto, dejando de lanzar emisiones contaminantes a la atmósfera.

Mi consejo: si nos anticipamos y sabemos que vamos a efectuar micro detenciones (caso típico: parar y arrancar) es más cómodo desactivarlo temporalmente porque no vamos a ahorrar combustible, ya que estamos hablando de apagado y encendido encadenados, sin tiempo entre ellos. Si, por el contrario, sabemos que estaremos detenidos un tiempo ya más considerable (ejemplo: operación salida en hora punta), es mejor mantenerlo activo porque ahí vas a ahorrar sensiblemente, además de que no estarás lanzando gases nocivos a la atmósfera.

Comentarios

David -

Y en el caso de una circulación urbana normal, donde únicamente te detienes en los semáforos, ¿es beneficioso o no?

Además, ¿cómo se ven afectados los elementos mecánicos del coche (alternador, baterías, motor de arranque… ) con este sistema? ¿se estropean más frecuentemente?

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.