Para coger el coche e irse de ruta no es necesario tener un itinerario definido y mucho menos que ese itinerario tenga algún sentido temático, pero eso no significa que de vez en cuando no nos guste lanzarnos a la carretera con un objetivo definido: aprender sobre algo en particular recorriendo lugares emblemáticos de ese tema. Y eso es lo que proponemos hoy: realizar el Camino de la Lengua Castellana, una ruta breve pero llena de Historia.

La ruta empieza en San Millán de la Cogolla (La Rioja), lugar en el que aparecieron las primeras manifestaciones escritas en lengua castellana, las Glosas Emilianenses.

Monasterio de Suso. Foto: horrapics

Monasterio de Suso. Foto: horrapics

En pleno valle del Cárdenas, son imprescindibles los monasterios de Suso (el más antiguo de España, empezó a construirse en el siglo VI) y Yuso (conocido como “El Escorial de La Rioja”, con una biblioteca y archivo de gran valor). Si tienes tiempo, haz también alguna ruta de senderismo por el valle.

La siguiente parada es el monasterio de Santo Domingo de Silos (Burgos), a unos 110 km de San Millán de la Cogolla. ¿Su relación con la Historia de la Lengua Castellana? Aquí se escribieron las Glosas Silenses, otra de las primeras manifestaciones que se conocen en castellano.

Santo Domingo de Silos. Foto: José Antonio Gil Martínez

Santo Domingo de Silos. Foto: José Antonio Gil Martínez

El monasterio en sí, no obstante, es una joya: su claustro románico, su botica de principios del siglo XVIII (con jardín botánico, laboratorio, biblioteca y botamen), y hasta el ciprés al que Gerardo Diego dedicó un soneto en 1924.

Continuamos hasta Valladolid, lugar que vio, entre otras cosas, cómo se casaban los Reyes Católicos, cómo Miguel de Cervantes escribía en sus años más productivos, y cómo nacían autores de la talla de José Zorrilla o Miguel Delibes.

Universidad de Valladolid. Foto: Miguel Ángel Niño López

Universidad de Valladolid. Foto: Miguel Ángel Niño López

Con la Universidad como centro cultural (una de las primeras que implantó la imprenta, en 1481), es también el lugar en el que murió Cristóbal Colón, responsable de la llegada del castellano a América.

De Valladolid a Salamanca, otro lugar con una universidad clave: la más antigua de España, fundada en 1218.

Universidad de Salamanca. Foto: Jose Luis Cernadas Iglesias

Universidad de Salamanca. Foto: Jose Luis Cernadas Iglesias

Fue allí donde Antonio de Nebrija escribió la Primera Gramática de la Lengua Castellana en 1492, donde dio clases Fray Luis de León, y donde Unamuno fue rector. Lectura obligada cuando pases por aquí: La Celestina, El Lazarillo de Tormes y el El Licenciado Vidriera.

En la siguiente parada, Ávila, nos adentramos en el mundo de la mística. Fue aquí donde nacieron tanto Santa Teresa de Jesús como San Juan de la Cruz, y donde desarrollaron parte de sus obras.

Ávila

Ávila. Foto: valakirka

La ciudad, rodeada por sus murallas del siglo XII, está llena de palacios señoriales, iglesias y conventos que hacen que la visita sea imprescindible.

La última parada del Camino de la Lengua Castellana es Alcalá de Henares, lugar de nacimiento de Miguel de Cervantes, y por cuyas calles pasearon gente como Quevedo, Cisneros o Nebrija.

Alcalá de Henares. Foto: Antonio Tajuelo

Alcalá de Henares. Foto: Antonio Tajuelo

Aquí está el Corral de Comedias, el teatro más antiguo de Europa, la Universidad Complutense, fundada por el Cardenal Cisneros en 1499, y es donde se entregan los Premios Cervantes, entre otras cosas.

¿Te animarás a hacer esta ruta?

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.