A vueltas con la tecnología para mejorar nuestra experiencia al volante, fabricantes y terceras empresas continúan investigando en la búsqueda de una conducción más cómoda, más eficiente y, sobre todo, más segura. Es justo la senda que trata de recorrer un equipo de investigadores de la Universidad de Santa Catarina State (Brasil) con su sistema para evitar accidentes derivados de las distracciones en carretera. En particular, una de las más comunes:  las que se producen por estar hablando por teléfono sin el manos libres conectado.

Los detectores inteligentes no son nuevos en el mundo de la automoción pero el grupo de trabajo que lidera Rafael Berri ha decidido ofrecer algo más que información sobre si el ocupante está usando el cinturón de seguridad o si está mostrando síntomas de fatiga al conducir. Lo que han creado es bien diferente: un algoritmo que detecta con precisión si el conductor está hablando por teléfono sin usar el manos libres.

¿Cómo consiguen que ese algoritmo trabaje? Todo el proceso comienza en una pequeña cámara colocada en el salpicadero que, conectada al software desarrollado para tal misión, sirve para detectar las posturas asociadas a estar realizando una llamada. Así, analiza nuestra cara por sectores y detecta si nos hemos acercado el teléfono a la oreja. Más tarde podría emitir un aviso de alerta en caso de que así sea para intentar disuadirnos.

Según Berri, el algoritmo resulta efectivo en un 87.43 % de los casos analizados y tan solo se muestra inconsistente durante los momentos del día en los que la luz es más baja o, por el contrario, cuando el sol incide directamente en la cara del conductor. En estos supuestos la calidad de la detención en función de las imágenes recibidas desciende, pero en el resto se comporta de un modo correcto.

Lo que todavía no ha desarrollado el equipo de Berri es el paso siguiente una vez conocido que el conductor está cometiendo una infracción. ¿Qué hacer con la información recogida? La lógica indica que un sistema de avisos mediante sonido, haciendo uso de los altavoces del vehículo al estilo de las alertas que ya instalan muchos coches, sería lo más útil, aunque este extremo está por definir.

Tampoco han probado si ese posible sonido que emitiría el sistema una vez instalado disuadiría efectivamente a los conductores de hacer la llamada sin manos libres pero desde luego, supone un paso adelante en la carrera por lograr vehículos más seguros.

Descarga el estudio (pdf)

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.