Pocas cosas tememos más que el momento en el que de pronto se enciende una lucecita de alarma en nuestro coche que nos indica que comprobemos el motor. Es muy difícil ignorarla, además de poco recomendable: el problema podría ser grave, así que es mejor pasar por un garaje cuanto antes. Pero ¿y si tuviésemos algún dispositivo que nos tradujese la alarma y nos dijese cuál es el problema exacto y si es urgente? Connection Key es exactamente eso.

Se trata de un pequeño dispositivo que se enchufa al puerto OBD-II del coche y que, vía Bluetooth, se conecta a una app en tu smartphone. Es aquí, en el teléfono, donde podrás ver siempre que quieras cómo está tu coche: si hay algún problema o no (incluso antes de que veas la luz de alarma) y si es urgente.

Además, la app te informará de cosas como si te toca revisión (y cuánto falta en caso de que todavía no toque), si tienes que cambiar el aceite, revisar los frenos o cambiar los neumáticos. Para todo esto, según el creador de la app Parker Swift, el equipo fue analizando e interpretando 20.000 códigos de todos los fabricantes y modelos de coches de 1996. Vaya, que no hay peligro de que el coche diga algo que Connection Key no vaya a entender.

Si estás pensando que en realidad hay ya bastantes dispositivos que hacen esto, tienes razón, pero Connection Key cuenta con una pequeña distinción (aunque de momento es solo práctica si estás en Estados Unidos): la sección “pregúntale a un mecánico”, que pone al usuario en contacto con alguno de los 500.000 mecánicos colaboradores. Tendrá en cuenta, claro, que sea un especialista en tu modelo y en tu problema, además de su proximidad geográfica.

Connection Key es una idea de la compañía Mechanic Advisor, una especie de TripAdvisor para garajes mecánicos en Estados Unidos. El dispositivo costará 75 dólares y, si de verdad hace lo que promete, parece una buena inversión.

¿Te gustaría tener algún dispositivo así?

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.