Este accidente ocurrió en Baltimore y fue captado por una cámara que llevaba uno de los policías en el pecho, incorporada en su uniforme. El conductor del vehículo choca lateralmente contra un coche patrulla aparcado junto a la acera. Después del choque todavía avanza unos metros más antes de detenerse porque empieza a frenar después de haber golpeado el coche patrulla. Ni siquiera lo había visto.

Afortunadamente nadie resultó herido, pero ambos coches quedaron dañados por un motivo entre tonto y realmente tonto, por una causa fácilmente evitable: nada más bajarse del coche el conductor admite que estaba buscando pokémones, jugando al Pokémon Go con el teléfono móvil. «Esto es lo que he conseguido con este dichoso juego», se lamenta el conductor.

Usar el móvil y conducir es una mala combinación desde el inicio de los teléfonos móviles. Especialmente desde la popularización de los smartphones que, además de la posibilidad de hablar y enviar mensajes de texto, ofrecen un espectro mucho más amplio de aplicaciones: desde funcionar como un navegador GPS hasta… Bueno, hasta servir como pokebola en la cual atrapar pokémones.

Mientras tanto en Ontario, Canadá, un helicóptero de la policía asistía atónita al comportamiento extraño y errático —y peligroso— de un conductor que en plena noche casi llegó a detener su coche en una autovía. Poco después aparca el coche y comienza a deambular sospechosamente por las proximidades.

El proceder del conductor era tal que la policía llegó a sospechar que estaba bebido o impedido por otro motivo, o que tal vez trataba de cometer algún delito. Tras ser interceptado por unidades de tierra los agentes decubrieron que se trataba de un conductor que «quería capturarlos a todos», según explicó a los agentes. El conductor se fue con una amonestación por conducir distraído.

Si bien se tratan de un par de anécdotas que no fueron a mayores, son un par de ejemplos que sirven como recordatorio sobre la importancia de no usar el móvil cuando se conduce. En cambio es necesario mantener toda la atención al volante tratando de anticipar todo lo posible cualquier imprevisto que pueda surgir.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.