Ahora que las pantallas táctiles son algo normal en nuestras vidas (no hay más que ver cómo los niños se sienten confundidos si tocan una pantalla y no pasa nada) y que poco a poco van llegando también a los coches (Citroën incluido), toca simplemente mejorarlas poco a poco hasta que alcancen la perfección. Y, si bien las pantallas táctiles en los coches son ya muy seguras, esa seguridad todavía se puede mejorar un poco. Por ejemplo, lo de tener que mirarlas para saber qué se está tocando. Habrá solución, por supuesto, y Tactus Technology podría tener una de las mejores ideas.

La solución es tan sencilla que es difícil creer que a nadie se le haya ocurrido antes (aunque hay sistemas operativos móviles alternativos, como Jolla, que funcionan así): lo importante no es dónde se pongan los dedos en la pantalla, sino los gestos que estos hacen. Así, el conductor no tiene que desviar la mirada de la carretera para apuntar al lugar exacto del control que quiere.

Importará por lo tanto no el lugar de la pantalla en el que el conductor esté posando su mano, sino el número de dedos utilizados y hacia dónde se desplacen: con dos dedos, por ejemplo, se controla el volumen, si se deslizan hacia arriba se sube; hacia abajo se baja. Con cuatro dedos la temperatura, con tres dedos se abre el menú, etc.

Quedaría otro tema, el de cómo saber que el sistema ha reconocido nuestra orden y está trabajando en ella. El feedback que recibe el usuario tiene que ser también táctil, algo fácil de conseguir a partir de vibraciones y tecnología háptica. La idea aquí es que el usuario sienta en el dedo que está pulsando un botón de verdad aunque sea solo la pantalla, para lo que Tactus está desarrollando una tecnología de microfluidos.

¿Cómo funciona esto? La capa de polímero superior de la pantalla es inyectada a través de pequeños canales, lo que provoca que una parte microscópica de esa capa se levante y sea perceptible para el dedo del usuario. Ese botón no se verá, pero se sentirá en el dedo .

La tecnología de microfluidos de Tactus está todavía en nivel concepto, por lo que la firma podría perder el tren frente a otras compañías que están desarrollando también tecnología háptica para pantallas táctiles a través de distintos métodos: microvibraciones, ultrasonidos que crean texturas para el tacto, etc. ¿Cuál ganará? Lo que está claro es que las pantallas táctiles serán aún más seguras en pocos años.

¿Qué te parecen estos avances para que las pantallas táctiles en los coches mejoren su seguridad?

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.