Los consumos de los coches son una de las principales herramientas estándar para poder comparar prestaciones entre los integrantes de cada segmento. Es decir, el consumo homologado de un coche nos indica dónde se sitúa ese modelo en concreto dentro del segmento que le corresponde y nos da una idea de cómo son las prestaciones del mismo, cómo de eficiente es energéticamente hablando. Sin embargo, a nosotros como conductores a veces nos interesa más el consumo en condiciones normales, con una conducción estándar.

¿Cómo se calculan los consumos homologados? Y lo que es más importante, ¿por qué se hace así? ¿Es una manera de vender más, tiene algún sentido lógico? Y la cuestión espinosa, que explicaremos en detalle, ¿un consumidor se puede sentir engañado por esos números? Ya os adelanto que la respuesta es que no, no se debe sentir engañado. Luego explicamos por qué.

El ciclo NEDC

NEDC es un acrónimo de New European Driving Cycle. Es un ciclo de conducción controlada en laboratorio en el que se realizan cuatro repeticiones de un ciclo urbano y una de ciclo extraurbano (se conocen como ECE-15 y EUDC respectivamente). Con eso se pretende modelar las condiciones de conducción normales en suelo europeo: nos quieren decir que eso puede ser bastante válido sobre cómo conducimos habitualmente en Europa.

El tiempo del test, la duración del ciclo NEDC, es de 1.180 segundos, de los cuales los primeros 780 segundos son para el ciclo urbano, y el resto para la “simulación de autovía”. Hay que apreciar que, indirectamente, nos están diciendo que conducimos el 66% del tiempo en entorno urbano y solo estamos el 33% restante en autovía. ¿Realista?

Con el ciclo NEDC se pretende medir lo siguiente, siempre en un entorno controlado y, lo más importante, exactamente igual para cualquier modelo que se pruebe (las condiciones de partida son que el coche debe permanecer apagado entre 6 y 30 horas y debe permanecer a una temperatura constante entre los 20ºC y los 30ºC):

  • Consumo de combustible urbano
  • Consumo de combustible en carretera
  • Consumo medio
  • Emisiones de CO2 (ciclo completo)

Como este ciclo es igual se mire donde se mire, no entraremos en detalle. Pero si quieres investigarlo puedes echar un vistazo a este artículo en profundidad sobre el consumo homologado. Nosotros vamos a discutir ahora por qué es un sistema válido para establecer una “vara de medir” y cómo puede serte muy útil no solo conocer ese dato de consumo homologado, sino saber cómo se ha obtenido.

Conducción real vs conducción en laboratorio

Si quisiéramos hacer un test entre varios coches diferentes en condiciones reales, sería tan complicado que no podríamos obtener resultados indiscutibles. En conducción real existen los imprevistos y están los factores que no podemos controlar. Por ejemplo: no controlamos el viento, la lluvia, el sol, la temperatura exterior, la presión atmosférica; no podemos controlar, hasta cierto punto, la presencia de cuestas, curvas con mayor o menor adherencia, el tráfico (aunque si lo hacemos en circuito cerrado sí que es controlable). En definitiva, controlamos pocas cosas.

Los resultados del test pueden variar, con el mismo coche, cada vez que lo realicemos. Entre coches diferentes, ya no decimos más: los resultados no podrán ser escogidos como datos incuestionables. Siempre estará la duda de si las condiciones realmente eran las mismas. Con que a un coche le dé más el sol que a otro, ya cambian las condiciones del experimento. Podemos llevar diferente carga de gasolina y ya no valen los resultados.

Como eso no se puede controlar, se idearon una serie de pasos estrictos, en un entorno controlado por completo en cuanto a condiciones de temperatura, presión, etc., con cargas idénticas de combustible y con un sistema de rodillos que varían su resistencia para simular la resistencia de terreno, así como grandes ventiladores que aplican el viento normal a las velocidades estipuladas.

Con eso se consigue hacer una prueba tipo que no depende para nada del tipo de coche, del día, de la situación meteorológica, ni de ningún aspecto externo que no se pueda controlar. Nosotros podremos acercarnos, relativamente, a esos consumos homologados, pero llegar a ellos es una cuestión de pura coincidencia. Pero eso no significa que nos engañen: si sabemos cómo se hace el test, sabremos que ese dato es un indicador estándar.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.