Aunque llevar triángulos de emergencia en el coche es obligatorio desde hace años, cuando son necesarios rara vez se ven colocados correctamente. Incluso no es inusual verlos situados a sólo unos poco pasos del coche detenido, haciendo que resulten totalmente inútiles.

La finalidad de los triángulos de emergencia es avisar con antelación al resto de conductores de que hay un vehículo detenido en un carril o en el arcén, por el motivo que sea. Por eso para que resulten útiles es imprescindible que avisen antes de que el resto de conductores lleguen a la altura a la que se encuentra el obstáculo e incluso antes de que sea visible.

Por este motivo los triángulos se deben colocar al menos a 50 metros de distancia del coche detenido o del obstáculo. Esto significa que para colocarlo correctamente hay que dar al menos 100 pasos antes de ponerlo en el suelo.

En vías con dos o más carriles en el mismo sentido de la marcha o autovías y autopistas hay con colocar un triángulo a 50 metros por detrás del vehículo; en vías convencionales con un carril para cada sentido habrá que colocar dos triángulos, uno por delante y otro por detrás del vehículo, ambos al menos a 50 metros y ambos visibles de al menos 100 metros de distancia.

Además en ambos casos el triángulo debe de ser visible desde al menos 100 metros de distancia, por lo que al colocarlo habrá que tener en cuenta la presencia de obstáculos visuales como pueden ser curvas, cambios de rasante o señales de tráfico y situar el triángulo al otro lado de éstos.

Si tras caminar 100 pasos para colocar el triángulo a la distancia correcta te parece que está muy lejos considera esto: un coche que circule a 120 km/h recorrerá esos 100 pasos (50 metros) en poco más de un segundo y a esa velocidad necesitará casi 100 metros para detenerse por completo desde que el conductor se percata de la presencia del obstáculo.

Fuente: DGT (PDF).

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.