El recubrimiento plástico de los faros de los coches tiende a velarse, a volverse turbio, con el paso del tiempo. Principalmente es debido a la abrasión que sufre por la arenilla, el polvo y otras partículas que hay en el aire, que los rayan y desgastan. El problema se acentúa además si el coche pasa largo períodos de tiempo a la intemperie, ya que la radiación solar también altera la superficie del plástico. Como resultado los faros acaban perdiendo su transparencia original.

Circular con los faros velados supone una pérdida efectiva de su capacidad para iluminar la carretera y para ser vistos por otros conductores. Y es un problema que va en aumento con el paso del tiempo, la que supone una merma en la seguridad que al final es motivo de rechazo en la ITV. Para entonces la única solución puede estar en el cambio total de los faros, con el coste que esto supone.

Pero antes de llegar a eso, antes que tener que cambiar los faros, existe la posibilidad de recuperar en la medida de lo posible su aspecto —siempre que el nivel de desgaste permita su recuperación— puliendo su superficie, algo que resulta más fácil si se hace de forma periódica, eliminado el halo que lo enturbia en cuanto aparece.

Tal y como se explica en el vídeo 3 Methods for Headlight Repair de Drive, existen varios métodos para pulir el plástico de los faros; métodos domésticos y métodos profesionales. Los métodos domésticos son menos efectivos a corto plazo, pero en muchas ocasiones pueden ser suficientes para mantenerlos transparentes antes de que lleguen a enturbiarse.

Entre los métodos domésticos están el uso de pasta de dientes para pulir la superficie del faro —al fin y al cabo una de las funciones de la pasta de dientes es pulir el esmalte de los dientes— y la aplicación de algún producto desengrasante como el archiconocido WD-40.

También, como parte de las tareas de limpieza del coche, es posible utilizar pasta de pulido para carrocería aplicándola con un paño, manualmente, o con una pulidora o accesorio de pulido para el taladro.

Como última opción, sobre todo en casos en los que los faros estén extremadamente dañados, lo más efectivo y práctico es llevar el vehículo a un profesional para que los lije y pula a fondo. Algo que normalmente resultará más barato que tener que cambiar los faros completos.

Imagen: 3 Methods for Headlight Repair de Drive.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.