Hay fines de semana para los que no tenemos planes o que tenemos libres de forma inesperada. Normalmente, tras un momento de duda y no saber bien qué hacer, enseguida nos llenamos de planes alternativos: llamamos a amigos, aprovechamos para hacer cosas en casa que llevábamos tiempo queriendo hacer, o nos dedicamos a la infravalorada tarea de no hacer nada. Pocas veces cogemos el coche y decidimos improvisar una escapada, porque de alguna forma nos hemos convencido de que todo viaje debe ser algo planeado.

¡Error! Los viajes improvisados suelen ser los mejores, por ser inesperados y por no habernos dejado tiempo a elaborar expectativas y planes. Todo será una sorpresa, una salida de nuestra zona de confort que hará que nos sintamos mucho más vivos. Pero ¿cómo hacer que ese viaje improvisado sea todo un éxito? Estos son nuestros consejos:

  • Ten algunas cosas claras. Cuánto tiempo quieres estar fuera, la dirección general que tomarás e incluso la región que quieres visitar. Puedes quedarte cerca de casa o aprovechar para conocer alguna zona algo más lejana -pero factible en un fin de semana o unos pocos días. Basa tu improvisación sobre esos puntos para evitar acabar perdiendo el tiempo en lugares que no quieres pisar.
  • Opta por las carreteras secundarias. Si vas a estar cerca de casa, no pises una autopista. Si quieres ir algo más lejos, puedes ir por autopista hasta la región que quieres explorar, para así llegar antes, y después salir ya a sus carreteras. Las carreteras secundarias permiten ver más cosas a tu alrededor y cruzar pueblos, descubrir lugares en los que quizá decidas parar. Lo que nos lleva a…
  • ¡Para y desvíate! Recuerda que no tienes ningún plan, que en este road trip más que en ningún otro se trata de disfrutar el viaje en sí, no de alcanzar un destino. Esto significa que si de pronto te encuentras en un pueblo que te parece bonito, puedes hacer una parada; que si atraviesas un bosque y ves un camino atractivo, puedes aparcar y caminar por él; que si una desviación anuncia un mirador o cualquier otro punto de interés que suena bien, puedes tomarla.
  • Busca dónde dormir in situ. Es decir, no reserves, ya que esa reserva limitará tu libertad durante el resto del día. Lo ideal es, a partir de las 6 de la tarde, empezar a estar más atento a los pueblos en los que te gustaría pasar la noche. Una vez decidas dar la jornada por acabada, busca dónde dormir en el lugar en el que estés. Si no aparece nada a primera vista, pregunta a la gente. Siempre hay alguien con una pensión.
  • Olvida el móvil. Se trata de arriesgarse y dejarse sorprender, por lo que intenta dejar fuera esas apps de las que hemos acabado dependiendo. Recuerda que antes viajábamos sin Booking y sin TripAdvisor, a veces encontrábamos lugares maravillosos y otras veces acabábamos en rincones no tan maravillosos que daban para una buena anécdota que todavía te hace reír. Si no te atreves a ir totalmente sin referencias, usa el método de toda la vida: pregunta a los vecinos.

Foto: Xavi

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.