Comprobar el funcionamiento de las luces, faros y pilotos, del vehículo es uno de esos aspectos a los que hay que prestar especial atención por seguridad —y para evitar sanciones— y por tanto es una de esas tareas que idealmente habría que hacer siempre antes de coger el coche. Evidentemente resulta poco realista, pero sí que es algo que conviene hacer al menos de vez en cuando.

El problema es que en plena rutina no es algo en lo que uno suela pensar cuando coge el coche para ir a trabajar o llevar a los niños al colegio; tampoco es fácil revisar las luces de freno sin ayuda de alguien que pise el pedal.

Un mini-hackeo a este problema y a la falta de tiempo consiste en comprobar las luces del coche mientras se está en él. Por ejemplo, cuando se está detenido en un semáforo o después de aparcar comprobando el estado de las luces ayudándose del reflejo en las superficies de otros vehículos.

Un momento en el que resulta muy fácil es cuando se circula delante de un autocar o de autobús urbano, ya que es posible ver el reflejo de los pilotos traseros en la amplia superficie de su parabrisas. Durante la parada en el semáforo se tarda un instante en levantar y pisar el freno un par de veces fijándose en el reflejo y de paso comprobar por ejemplo las luces de posición. Al aparcar también se puede buscar el reflejo de la luz de marcha atrás en el vehículo de detrás, y las luces de posición en el vehículo de delante; las luces de posición por ejemplo pueden pasar desapercibidas porque normalmente se encienden a la vez que las luces de cruce.

Aunque algunos vehículos avisan cuando se funde una bombilla no es algo que hagan todos los coches ni tampoco siempre es evidente saber cuál de ellas se ha fundido; incluso aunque el ritmo de parpadeo de los intermitentes aumente al fundirse alguna de las bombillas tampoco esto indica normalmente cuál de ellos está fundida.

Este método no siempre es válido, ya que la facilidad o dificultad para cazar los reflejos depende mucho del diseño del vehículo; pero cuando resulta posible es una forma fácil y rápida de comprobar el estado de al menos algunas de las luces del vehículo.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.