En un día de verano, aunque no sea especialmente caluroso, es relativamente fácil que el aire del interior de un vehículo alcance temperaturas de cincuenta y hasta sesenta grados, sobre todo si se ha dejado al sol.

Entrar en un coche con esa temperatura en el interior no sólo es muy incómodo, sino que además resulta peligroso; también significa que elementos como el volante, los mandos, la palanca de cambios y los asientos tendrán una temperatura superior a la habitual, lo que dificultará la conducción.

Incluso aunque el vehículo disponga de aire acondicionado, en esa situación lo más adecuado es sacar primero el aire caliente del vehículo. El método habitual es abriendo las puertas o bajando las ventanillas —incluso antes de encender el aire acondicionado— para hacer que la temperatura en el interior del vehículo se iguale al menos con la temperatura exterior, que será más baja. Pero mientras el vehículo está estacionado, renovar el aire del interior puede requerir mucho tiempo, especialmente si no corre el aire.

Aunque este vídeo es bastante veterano, el truco que se explica en él para bajar la temperatura del interior del vehículo sigue siendo válido, y funciona bastante bien. De hecho, es probablemente la forma más rápida y eficaz.

El método consiste en bajar la ventanilla de uno de los lados del vehículo y, a continuación, abrir y cerrar sucesivamente la puerta del lado opuesto, abriéndola con un movimiento contundente para crear una diferencia de presión que fuerce la entrada del aire del exterior a través de la ventanilla abierta y hacia el interior del vehículo, expulsando así el aire caliente acumulado.

Como se puede ver en el vídeo, la temperatura en el interior del vehículo desciende ocho grados en ocho segundos. Una vez que se han igualado las temperaturas ya se pueden cerrar las puertas y ventanas y conectar el aire acondicionado.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.