La nueva generación de coches vendrá probablemente equipada con las llamadas comunicaciones vehículo-a-vehículo (V2V): toda una ayuda para los pilotos automáticos así como para evitar atascos, prevenir accidentes y hacer en general el tráfico más «predecible».

En los últimos meses se han llevado a cabo ya pruebas «realistas» en Alemania en la llamada Autopista A9, en la que empresas de tecnología y la automoción como Deutsche Telekom, Nokia, Fraunhofer ESK y Continental han puesto a rodar este tipo de equipamiento junto con la infraestructura de comunicaciones necesaria para que todo funcione.

El problema con la tecnología actual, com el 4G con que cuentan los teléfonos inteligentes es que aunque son rápidos tienen tiempos de respuesta insuficientes. Una característica denominada técnicamente latencia es lo que en la práctica hace que comenzar una comunicación no sea instantáneo – el efecto más conocido es el retardo y confusión que provoca en algunos videojuegos. Los nuevos estándares de comunicaciones, como el LTE, el 802.11p o lo que genéricamente se está dando en llamar 5G o quinta generación persiguen solucionar esto.

Los valores exactos varían mucho, pero la frontera crítica ronda los 20 milisegundos de latencia, tiempo a partir del cual se pueden ejecutar acciones eficientes ante una señal, por ejemplo un aviso de frenada de otro vehículo. Las latencias de las redes actuales intentan bajar de esos 20 ms, pero no siempre es posible, de hecho es más normal que estén en el entorno de los 100 ms aunque teóricamente puedan alcanzar 10 o 20 ms en ciertas ocasiones. El 5G, en cambio, está concebido de modo que su latencia es tan baja que los dispositivos –en este caso, coches, camiones o motocicletas– estarían «permanentemente conectados».

Al contar con una autopista ya equipada con este tipo de comunicaciones para los «coches que se hablan unos a otros» la industria cuenta con un excelente terreno de pruebas en el que poner a rodar todas sus ideas y todos sus equipos.

{Foto: Deutsche Telekom / Nokia}

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.