Jacob Munkhammar es un artista sueco que tiene una especial afición con los Citroën de todas las épocas: convertirlos en coches voladores del futuro.

La forma en que lo hace es mediante excelentes fotografías limpiadas y restauradas a las que aplica diversos filtros para ambientarlas un poco. Luego llega la delicada labor de eliminar las ruedas, reconstruir el chasis y crear las sombras oportunas sobre el suelo para que parezca que el vehículo está realmente flotando en el aire. Photoshop en estado puro.

Si estos coches recuerdan un poco al landspeeder de Luke Skywalker en La Guerra de las Galaxias o al Delorean del profesor Brown en la segunda parte de Regreso al Futuro es porque aquellos chismes tampoco tenían ruedas y también volaban. Y es que, parafraseando al científico loco: «si vas a construir una máquina del tiempo o un coche de granjero, al menos hazlo con estilo.»

Como puede verse en la galería de trabajos de Munkhammar en DevianArt los modelos fotografiados van desde la furgoneta Citroën HY a los clásicos DS, incluso las versiones descapotables, además de los –relativamente– más modernos SM, BX y GS.

Viendo los emblemáticos DS perfectamente colocados en la exposición, en un entorno ideal y límpido hay quien diría que es una escena de película futurista donde todo es curvo, agradable y satisfactorio. Quién sabe: hoy en día los coches todavía no vuelan, pero de aquí a unos años igual cambia el panorama tecnológico.

{Fotos (C) Jacob Munkhammar}

Comentarios

Alberto Perez -

Tengo un ds y un c5 y es la mejor forma de definir como son en realidad

Jose Felix -

Yo tenia un bx d la foto me lo recuerda con Cariño! ! Y futurista! gracias por el Trabajo.!! Enhorabuena!

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.