Hay que dejar que el coche coja temperatura antes de iniciar la marcha. La forma más efectiva de conseguir que el motor alcance la temperatura de servicio es circulando. Al ralentí el coche tarda más tiempo en coger temperatura, lo que significa que consume más combustible, funciona durante más tiempo con una mayor cantidad de combustible en la mezcla y al ralentí el aceite puede no llegar a todas las partes donde es necesario. Después de arrancar el motor se puede iniciar la marcha con suavidad. Si justo después de abrocharse el cinturón se arranca el motor, el tiempo que lleva colocarse bien en el asiento y comprobar los espejos y que es posible iniciar la marcha es suficiente para empezar a circular.

Hay que cambiar el aceite cada 5.000 kilómetros. Los motores y aceites modernos permiten alargar los intervalos de cambio de aceite hasta los 15 o 25.000 km, incluso hasta 30.000. Hacer el cambio antes de que toque no alarga la vida del motor de forma significativa y en cambio cuesta dinero. Se trata de un mito tan extendido que incluso tiene su propia página en la Wikipedia, desmintiéndolo.

Lo ideal es seguir las indicaciones del fabricante y atender el aviso de mantenimiento que llevan muchos vehículos. Sí que es importante acostumbrarse a comprobar el nivel de aceite, que debe mantenerse entre las márcas de máximo y de mínimo de la varilla de comprobación. Conviene revisar el nivel cada 2.000 km y antes de emprender un viaje largo por autovía o autopista, especialmente cuando hace calor.

Hay que preparar el coche para el invierno. En los coches modernos poca cosa se puede hacer para preparar el coche para el invierno, por no decir que no se puede hacer nada más que echar las cadenas al maletero. Aún así en invierno sí conviene ser más estricto a la hora de mantener el depósito con combustible por si pudiera surgir algún imprevisto y también es una buena ocasión para estrenar escobillas limpiaparabrisas. No dejes de lavar el coche aunque sea época de lluvias; en invierno es especialmente conveniente para eliminar la sal de la carretera que puede resultar muy corrosiva para los vehículos, aunque estos lleven un tratamiento específico para evitarlo.

 

Hay que esperar siempre unos minutos antes de apagar un coche con turbo. Sucede un poco lo mismo que con esperar a que el coche coja temperatura antes de iniciar la marcha, que el cuánto resulta exagerado. En un coche con turbo no conviene apagar el motor inmediatamente después de haber circulado con el motor a altas revoluciones, pero esa situación es más una excepción que la norma: lo más habitual es haber circulado a baja velocidad antes de quitar el contacto, por ejemplo mientras se maniobra para aparcar, mientras se circula por la vía servicio o durante el acceso al garaje; normalmente antes de apagar el motor bastará con esperar esos segundos que se tarda en poner el freno de mano, quitarse el cinturón de seguridad y poco más.

Que el aire acondicionado resta potencia y aumenta el consumo de combustible es un hecho, pero en los coches modernos, más eficientes, realizando una conducción suave y tranquila la diferencia es tan pequeña que prácticamente puede eliminarse de la ecuación, más aún si se considera que mantener el coche a una temperatura agradable contribuye a hacer más confortable la conducción y que bajar las ventanillas tampoco supone un ahorro apreciable.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.