Robert Opron, el legendario diseñador de coches francés, engendró en 1974 un proyecto genial. Lo llamó Citroën CX y rápidamente se convirtió uno de los coches más reconocibles y populares del mundo durante décadas. Aquella máquina singular fue presentada en el Motor Show de París de aquel año y desde entonces se dedicó a marcar estilo. Hasta 1991, cuando cesó su producción. Muchas cosas han cambiado en el mundo del automóvil desde entonces, sin embargo, la imagen estilizada del CX sigue viva en la mente de los buenos aficionados al motor incluso hoy, cuando celebramos 40 años de su nacimiento.

Y para festejar el cumpleaños del mito, queremos recordarlo en una escena inusual para su condición de vehículo lujoso y confortable, atravesando París en plena persecución mientras es perseguido por un Lancia Delta guiado peligrosamente por Alain Delon. La vertiginosa escena forma parte de la película de 1980 ‘Trois hommes à abattre’. ¿Adivinan qué vehículo ganó la carrera?

El CX, un prodigio de aerodinámica y confort, fue revolucionario en muchos aspectos. Por su motor diésel, por ser el primer coche francés en montar frenos ABS y, principalmente, por el sistema de suspensión hidroneumática que garantizaba una comodidad en el trayecto realmente notable.

Con esto en cartera, consiguió ser el mejor coche del año en Europa, el más seguro y el más estiloso en su primer año de vida. Un éxito inmediato que se tradujo en ventas cuantiosas. 1.2 millones de CX salieron de fábrica desde 1974 a 1991.

 

Comentarios

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.